jueves, 27 de marzo de 2008

Baleares

La mitad de los municipios de las islas tendrán un mediador cultural en 2011
El Govern destina 800.000 euros para desarrollar programas de integración de los inmigrantes
El Govern explicó a las entidades locales su política para integrar a los inmigrantes.
La conselleria de Asuntos Sociales aseguró ayer que a final de mandato en 2011 la mitad de los municipios de las islas contarán con la figura de los mediadores culturales cuya función será desarrollar programas de integración y acogida de inmigrantes.
La titular del departamento Fina Santiago detalló ayer que el objetivo es pasar de los diez mediadores actuales a los 40 en los próximos tres años. Ahora, puntualizó, los pueblos con mayor población extranjera como sa Pobla, donde el 24% de los habitantes son inmigrantes, ya disponen de esta figura, que es "clave" para el proceso de integración. Por todo ello, la Conselleria duplicará el presupuesto e invertirá 800.000 euros en programas de integración, que se destinarán a la contratación de mediadores.
Estos trabajadores se encargarán de llevar a cabo iniciativas para acoger a los nuevos residentes y para solucionar los problemas de este colectivo.Los ayuntamientos deberán solicitar las ayudas presentado sus proyectos. El reparto se hará de manera "objetiva", teniendo en cuenta la población extranjera. Santiago presentó ayer estas ayudas a los ayuntamientos de Balears en una reunión. "Es la primera vez que la Comunidad convoca todas las entidades locales para presentar las líneas estratégicas de las políticas de inmigración", explicó.También se propuso pactar una metodología común para trabajar con este colectivo.
Ahora cada consistorio deberá elegir a un delegado, que asistirá a los encuentros que Asuntos Sociales convocará a lo largo del año.El Govern trasladó a los municipios que no entiende la inmigración como un problema si no como un fenómeno que ha existido siempre y que genera aspectos positivos y negativos.
Es verdad, dijo, que en Balears y en el Estado la presencia de la inmigración ha sido "repentina", lo que ha tenido un "impacto social" que debe ser considerado. Sin embargo, puntualizó, "es propio de sociedades modernas con una economía estable". De hecho, aseguró que la población extranjera ha crecido un 10% en las islas en los últimos ocho años y la población extracomunitaria oscila entre las 84.000 y las 85.000 personas. Su intención es que "en algún momento del ciclo vital de la persona inmigrada, deje de ser un inmigrante y pase a ser un ciudadano".La red de mediadores municipales, que ahora se potenciará, nació hace ocho años. Santiago recordó que esta figura está presente en hospitales y fomentará los educadores sociales en escuelas. La consellera recordó que la política migratoria es transversal en todo el Govern.

No hay comentarios:

Popular Posts