viernes, 21 de marzo de 2008

La educación de calle.



FUNCIONES DEL EDUCADOR DE CALLE


"Cada día son más las instituciones, administraciones públicas y asociaciones que cuentan en sus plantillas en el campo de lo social con educadores de calle, lo que permitirá sin duda clarificar progresivamente sus funciones".


Es difícil aunar criterios para perfilar de forma concisa la complejidad de tareas que puede tener este educador, a la vista de la cambiante realidad social que aconseja adaptaciones rápidas y acomodaciones que exige el nuevo entramado que forman los grupos de su práctica.



Conocidas son sus tareas hasta el momento y que forman parte de su trabajo cotidiano:

-Detección de las dificultades sociales y sus causas.

- Relación con las instituciones.

- Relación y diálogo con los destinatarios.

- Reeducación e intervención para la mejora de las relaciones interpersonales.

- Organización de la vida cotidiana en el ámbito individual y grupal.

- Animación grupal y comunitaria.

- Formación, información y orientación.


Dependerá del medio donde desarrolle su cometido para que las funciones sean más manifiestas. Así, las desarrolladas en la calle, en la entidad de la que dependa o las de gestión van a marcar el organigrama de trabajo:


a) Funciones a desarrollar en la calle:

Se desenvuelven en el espacio calle a través del trabajo de atención de problemáticas individuales, grupales o de la comunidad. Aquí cabrían las relacionadas con la información, orientación y asesoramiento de personas y grupos junto con la estrecha coordinación con el equipo multidisciplinar o institución a la que pertenece. Es la intervención propiamente educativa que desarrolla el educador para dar forma a los objetivos educativos que ha marcado con y para cada individuo y grupo a través de:


- La toma de conciencia de los problemas, provocando cambios de actitudes.

- El desbloqueo de las obstrucciones que entorpecen su desarrollo.

- El proceso de integración social.

- La capacitación en habilidades que permitan una mayor independencia.

- El descubrimiento de situaciones rechazo social.

- La prevención de otras circunstancias de riesgo que puedan derivar hacia la marginación social. - Análisis de las demandas individuales y sociales y generación de respuestas que provoquen un crecimiento personal y grupal.

- Derivación de propuestas hacia otros servicios (asociaciones, organizaciones, instituciones) y seguimiento de las mismas, etc.

- La concienciación de la comunidad como copartícipe en la búsqueda de soluciones y alternativas a sus problemas.

- La animación a la participación en tareas comunitarias.


El perfil multivalente del educador se define por la diversidad de actividades que debe desarrollar en diferentes ámbitos, con poblaciones distintas y metodologías apropiadas a cada problemática y población que deberá atender. Aunque podría darse el caso de educadores que trabajan solos, lo normal es que pertenezca a una institución, centro, etc. que atiende a diversidades de conflictos y procesos en los que se encuentran colectivos excluidos (inmigrantes, extranjeros, politoxicómanos,...).


El centro para que el que trabaja marcará de alguna manera su perfil y las tareas primordiales que llevará a cabo. También el equipo de profesionales en el que se integre o el territorio donde se desenvuelve conformará una manera de ser, estar y proyectar la visión sobre la realidad que trata de transformar, adecuándose a una población determinada, unos objetivos muy concretos, unos recursos disponibles y un método adecuado.


JUAN SOTO RODRIGUEZ (Fundador de ASETIL) http://www.asetil.com asetil@asetil.com

No hay comentarios:

Popular Posts