domingo, 16 de marzo de 2008

La historia de Florin



«Este mundo es racista y tenemos que ayudar para que no haya marginados»
Florin Dil llegó hace cuatro años de Rumanía y hoy es voluntario en un grupo de tiempo libre en Bilbao.

Una ONG colabora en la socialización de menores

Florin Dil ayuda a chicos con problemas de socialización del barrio bilbaíno de Uribarri. / JORDI ALEMANY
ADSIS
Abundan los bilbaínos, pero también acude algún boliviano, colombiano e, incluso, rumano. «Pero no hablo con él en nuestro idioma. No quiero hacer distinciones», precisa Florin Dil. Cuando este joven llegó a España hace unos cuatro años, tan sólo disponía del puñado de frases contenidas en un libro y de muchas ganas de probar fortuna. Hoy vive en Barakaldo, trabaja y se hace entender perfectamente por los chavales de su grupo de tiempo libre. «Cuando les pido algo, no me intento imponer. Prefiero que me escuchen y entiendan».No hay muchos emigrantes que presten servicios de voluntariado en una ONG local. Él colabora con Fundación Adsis, una entidad que, entre otras cosas, proporciona formación a los recién llegados para facilitar su inserción laboral. Dil se benefició de ese programa y ahora colabora en otro que ayuda a chicos con problemas de socialización en el barrio de Uribarri.La experiencia positiva con menores en un campo de trabajo le animó a implicarse más, aunque no habla de devolver favores cuando se refiere a su motivación. «Me lo han preguntado muchas veces y no tengo respuestas claras para eso. Bueno, quizás que me lo paso como un enano con ellos y, seguramente, es una manera de perder el tiempo -¿entre comillas, eh!- mejor que otras. Me gustan los niños».Los pequeños son de distinto origen y su edad oscila entre los 7 y 14 años. El les anima a participar en talleres, descubrir su entorno y, sobre todo, desprenderse siquiera un rato de la vídeoconsola. Cuenta con amigos rumanos y reconoce que tiene un radar instintivo para descubrir compatriotas, pero también españoles. «Sí, este mundo es racista, ¿a veces muy duro! Tenemos que ayudar para que nadie quede marginado. Ahora bien, que se integre o no depende, sobre todo, de cada persona, de su carácter y su educación. Si eres extrovertido, lo tendrás más fácil».Según Zoraida Sánchez, responsable de voluntariado de Adsis, el caso de Dil no es único. En la organización trabajan otro joven marroquí y nativos, la mayoría provenientes de carreras como Educación Social, Magisterio y Pedagogía. «Unos llegan desde el interés académico, otros por solidaridad, y a todos se lo planteamos como una manera de entender la realidad, arrinconar prejuicios e, incluso, conocerse mejor a sí mismos gracias a encontrarse en situaciones diferentes».Sin beneficiosNo todo resulta, sin embargo, positivo. «Sí, es duro porque, a pesar de la mejor voluntad, los beneficios no están asegurados», señala, y advierte que ceder un par de horas para labores de apoyo escolar no implica necesariamente que el alumno mejore sus notas en la próxima evaluación. «Entonces, hay quien se pregunta por qué está ahí».Ante las posibles frustraciones, recuerda que el acierto o fracaso en el sistema educativo depende de muchos agentes y diversos factores ajenos a las cuestiones meramente académicas. «Les explico que esos muchachos tienen dificultades en el ámbito personal, quizás en el seno de la familia o en su barrio. Somos un complemento, no la solución definitiva. Eso no podemos olvidarlo».En el caso de los muchachos extranjeros concurren otras circunstancias, y Sánchez hace hincapié en la especial problemática de los adolescentes. Alude a que muchos han crecido con tíos y abuelos en su país de origen, apenas tienen recuerdo de la convivencia con sus padres y, de repente, llegan a un medio extraño y otros hábitos. «Cuando la necesidad de vínculos con sus iguales es muy grande, la ruptura para ir a una realidad desconocida supone un choque enorme».

2 comentarios:

C.I. dijo...

Estáis realizando una gran labor social que deberían reconoceros desde la administración. Saludos desde http://intereduvigo.blogspot.com/

eduxo dijo...

muchas gracias, me encantan tus blogs, te los enlazo para que la gente los vea.
Gracias por tu apoyo, ojalá este sea un buen año para los educadores sociales asturianos. Estaremos en contacto amigo de Vigo, un saludo
Marcos

Popular Posts