domingo, 9 de marzo de 2008

mediación familiar

Alternativa para el menor
El punto de encuentro familiar facilitó durante el año pasado el cumplimiento del régimen de visitas a sus progenitores a 134 menores

Los niños tienen derecho a relacionarse con sus padres de forma independiente a la relación que mantengan los progenitores. De esta premisa parte la Asociación Alternativa para el Menor (Almenor), que gestiona el punto de encuentro familiar de Oviedo. En toda Asturias son tres las instalaciones de estas características. Un punto de encuentro familiar es un lugar neutral donde los niños se reúnen con uno o ambos padres en aquellos procesos en los que no conviven con ellos, como una separación, divorcio o cualquier proceso donde existen medidas de protección de menores.
Marta PÉREZ María Riega, de Alternativa para el Menor, trabaja en el punto de encuentro familiar de Oviedo desde el año 2000, cuando surgió la iniciativa. «Cuando se nos ocurrió la idea, y presentamos el proyecto a las administraciones, sólo había puntos de encuentro familiar en ciudades como Madrid, Barcelona o Valladolid. La idea gustaba, pero nos miraban raro», explica. Ahora, los puntos de encuentro familiar están regulados por ley y son los jueces quienes determinan su utilización. Los casos llegan derivados desde los juzgados, los servicios sociales, o de mutuo acuerdo, previa solicitud a la Consejería de Bienestar Social. En este espacio recalan todas aquellas familias que presentan una dificultad a la hora de cumplir el régimen de visitas. Intercambio o visita Una vez las familias llegan al punto de encuentro, se pueden dar dos casos: intercambios o visitas tuteladas. En el primer caso los progenitores acompañan a sus hijos al punto de encuentro familiar para que se vayan con el progenitor con el que no conviven habitualmente. En las visitas tuteladas el encuentro se desarrolla dentro del espacio del punto de encuentro familiar, apoyado por profesionales que supervisan y orientan a los padres. Estas visitas tienen una duración máxima de dos horas. El punto de encuentro familiar de Oviedo se ubica en un piso en la calle Foncalada. Es su segunda sede. Antes ocuparon una vivienda en la calle Fray Ceferino. El piso está habilitado de forma similar a una vivienda familiar, preparado para el juego de los niños y con un ambiente acogedor: varios cuartos de estar, cocina y baños. En el punto de encuentro familiar trabajan siete profesionales del ramo de la pedagogía y la psicología, fundamentalmente, especializados en mediación familiar. Además, imparten formación a voluntarios que colaboran con las labores de la asociación. Recursos Los recursos financieros del centro provienen de un convenio con el Ayuntamiento de Oviedo y el Consejo General del Poder Judicial; de una subvención del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a través de la Federación Nacional de Puntos de Encuentro Familiar; y de un tercer convenio con el Principado de Asturias. «Lo ideal es que nadie tenga que venir aquí. Cuando vienen, es en última instancia, porque no han sido capaces de resolver sus diferencias», explica María Riega sobre el funcionamiento del centro. Y sí, en los siete años que el centro lleva en funcionamiento han visto, oído y vivido de todo. «Por suerte han sido contadas las veces que tuvimos que llamar a la Policía», sostiene.

No hay comentarios:

Popular Posts