viernes, 18 de abril de 2008

Un SOS contra la xenofobia

La organización SOS Racismo presentó ayer su informe anual en el que se recogen los actos contra los inmigrantes que tuvieron lugar en Asturias.
Presuntas agresiones a senegaleses por parte de la autoridad, vulneración de los derechos de los menores no acompañados o carteles racistas son algunos de los casos asturianos que recoge la memoria anual sobre el racismo en el estado español de SOS Racismo. En la presentación del informe, la abogada de la asociación Ana Taboada explicó que "se está produciendo un aumento de actos xenófobos en Asturias", un hecho que no quisieron relacionar directamente con el hecho de que haya aumentado la población inmigrante. "No es real esa regla de tres, Asturias tiene una inmigración proporcionada con su población, y eso no excusa que existan más actos xenófobos", explico la presidenta de la institución, Carmen Prado.
Una de las cuestiones en las que más hincapié hicieron las representante de SOS Racismo es en los actos de agresión al colectivo de senegaleses por parte de la policía. En concreto, denunciaron que a lo largo de todo el 2007 se produjo una actuación policial que calificaron como "acoso". Según dijeron, durante los primeros meses del año, llegaron diversas denuncias que relataban que "los policías entraban en pisos habitados por personas de origen senegalés, les llevaban a comisaría y les abrían un expediente de expulsión".
Además, denunciaron dos presuntas agresiones por parte de la Policía Local de Gijón y de Oviedo. En el primer caso se trata de un ciudadano peruano documentado, al que, según dicen, agredieron tras pedirle la documentación. El segundo, que está en fase de instrucción, se refiere a las supuestas agresiones de unos policías locales de Oviedo el pasado mes de diciembre a un inmigrante senegalés en el mercado de El Campillín. "Fue abordado por la Policía, perseguido, agredido y finalmente quedó inconsciente", afirmó. Sos Racismo asegura que "fue sin motivo y en presencia de varios testigos que abuchearon a los policías y que se han prestado para declarar sobre los hechos ocurridos".
Otra de las cuestiones tratadas en el informe es la situación de los menores no acompañados. Prado calificó de "maltrato institucional" la situación de muchos de estos menores tutelados por el Principado, que "no documenta a estas personas en tiempo y forma, e incluso llega dejarlas indocumentadas una vez llegan a la mayoría de edad, incumpliendo su obligación y abocándolos a la marginación y la delincuencia". Además, Prado señaló que "en muchos casos los tienen durante meses en la Unidad de Primera Acogida, en vez de los 45 días legales, no les ofrecen ofertas formativas, y los tienen hacinados".

No hay comentarios:

Popular Posts