lunes, 19 de mayo de 2008

Dos menores cumplen un año de ingreso en la unidad del Materno

La ley española obliga a que la primera acogida no supere los 45 días.
Infancia traslada a tres adolescentes al centro de extranjeros de Valencia.

Dos menores extranjeros de origen marroquí acaban de cumplir un año ingresados en la unidad de primera acogida del Centro Materno Infantil. El dato, denunciado ayer por los colectivos Drari y Social y Justicia, pone de manifiesto, una vez más, la incapacidad del Instituto de Atención a la Infancia para dar una salida al fenómeno de los menores extranjeros que llegan a Asturias sin familia. La ley española fija un periodo de estancia máximo para los menores de 45 días en las unidades de primera acogida, puerta de entrada al sistema de protección social. Pasado este tiempo, la autoridad administrativa, en este caso, el Instituto de Infancia, tiene la obligación de encontrar nuevos dispositivos asistenciales para que estos adolescentes puedan desarrollar sus capacidades e integrarse en el país.

El departamento que dirige Eva Sánchez ha reconocido en reiteradas ocasiones la sobreocupación de la unidad de primera acogida del Materno. La Consejería de Bienestar Social se había comprometido además a poner en marcha nuevos recursos para facilitar la salida de los menores. Además de la creación de la nueva unidad del Fundoma y de otra más en Gijón, Infancia anunció la puesta en marcha de un piso en Barredos para el tránsito hacia la vida independiente y de un programa de acogimientos con familias inmigrantes. Los cierto, según la denuncia de ambos colectivos, es que ningún menor ha pasado de la unidad de primera acogida a otro centro desde el mes de abril. La misma denuncia subraya que la Administración cada vez tarda más en tramitar la documentación de los jóvenes con lo que se corre el riesgo --la situación ya se ha dado-- de que los menores lleguen a los 18 años sin sus papeles en regla.

Sigue leyendo en :

No hay comentarios:

Popular Posts