sábado, 3 de mayo de 2008

La ley de dependencia aún no ha creado casi empleos

Bienestar Social desconoce el número total de puestos laborales generados por la norma estatal. Asturias no ha registrado hasta ahora ni un solo contrato para la figura de asistente personal.

"Más 10.000 puestos de trabajo entre 2007 y 2010." Era la previsión de nuevos empleos que manejaba la Consejería de Bienestar Social vinculados a la aplicación en Asturias de la ley de dependencia. La estimación, cuando se supera el segundo ejercicio desde la implantación de la ley estatal, no cubre, de momento, las expectativas.


La Consejería de Bienestar Social eludió ayer ofrecer datos sobre la creación de empleo favorecida por la ley de dependencia. Bienestar se limitó a señalar que la puesta en marcha de la norma exigió la contratación de cerca de 125 personas vinculadas a la Administración del Principado. Son 60 profesionales de los equipos de valoración, 30 de los órganos de valoración, 11 más de la sección de dependencia y 25 trabajadores sociales de refuerzo.


Más allá de los puestos de trabajo asumidos por la Administración autonómica, la creación de nuevos empleos se resiente. La Consejería de Bienestar Social reconoció ayer que una de las figuras laborales que recoge la norma no ha dado lugar, de momento, a ningún puesto de trabajo. Se trata del denominado asistente personal. La ley prevé ayudas económicas para facilitar a una persona en situación de dependencia o a su familia el pago de un cuidador para la realización de las actividades propias de la vida cotidiana. Bienestar Social subraya que es posible que en un futuro muy próximo se puedan llevar a cabo las primeras contrataciones con este perfil.
CUIDADORES FAMILIARES.
De momento, la mayoría de las altas registradas por la Seguridad Social son de los llamados cuidadores familiares, dicho de otro modo, son personas, habitualmente el cónyuge, el hijo o la hija del dependiente, que reciben una ayuda económica por parte de la Administración para poder atender a su familiar. Hasta el 28 de abril de este mismo año, según datos oficiales aportados por Bienestar Social, se han facilitado ayudas de este tipo a 725 familias. La Administración asturiana reconoce, sin embargo, que no todos estos expedientes pueden considerarse propiamente como creación de empleo porque muchas de los familiares que atienden a una persona en situación de dependencia han superado ya la edad legal de la jubilación. Así las cosas, resulta difícil determinar a ciencia cierta el número exacto de puestos de trabajo generados por la ley. Lo que parece claro también es que el ritmo de creación de empleo, quizá por los retrasos reconocidos en la aplicación de la norma estatal, parece no ser el esperado.


Un trabajo llevado a cabo por la Consejería de Bienestar Social, que tomaba como referencia el libro blanco de la dependencia, apuntaba como estimación la creación de cerca de 10.000 puestos de trabajo en Asturias hasta 2010. Se incluían dentro de la previsión cerca de 3.335 plazas de cuidadores familiares y otros 7.000 empleos directos para médicos, psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, educadores o auxiliares. En toda España, se podrían crear en diez años hasta 300.000 puestos.




No hay comentarios:

Popular Posts