lunes, 30 de junio de 2008

Apartar estereotipos para construir ciudades para todos

'Una ciudad para todos' nació en Gijón hace 40 años para erradicar el chabolismo.
Hoy sigue trabajando desarrollando acciones que contribuyen a mejorar la accesibilidad al trabajo y al entorno de personas con discapacidad intelectual.

‘Una Ciudad Para Todos’ nació en los años setenta para erradicar los problemas derivados del chabolismo en los barrios de Gijón, en Asturias. Alcanzado el objetivo, el mismo equipo de personas comenzó a luchar para lograr la integración sociolaboral de personas con discapacidad intelectual y otras discapacidades físicas.

En 1985 se inauguró el Centro Especial de Empleo, C.E.E. Los Pielgos, en el que actualmente cerca de 50 chicos y chicas se reparten en los módulos de Cocina, Vivero, Garden y Agricultura Básica.

En nueve mil metros cuadrados de invernaderos producen plantas y arbustos, que venden al público. También hay un equipo de jardinería exterior que trabaja en distintos puntos de la ciudad, en el mantenimiento de espacios verdes o en la creación de otros nuevos.

«Estos chicos y chicas pueden hacer lo que se propongan y tienen derecho a que les enseñen a hacerlo», explican los psicólogos y coordinadores del centro ocupacional.

Autonomía contra el aislamiento

Además, por la tarde acuden a un centro social de la asociación donde aprenden a ser autónomos en las tareas más cotidianas. Así, tareas como coger el autobús o hacer la compra han dejado de ser un misterio para muchas de las chicas y chicos del dentro. “No ser autónomos en estos gestos les empujaba irremediablemente hacia el aislamiento”, señalan sus coordinadores.

"Muchas empresas no cumplen las normativas en cuanto a contratación"

“Los chicos vienen hasta aquí solos en el autobús urbano o en sus vehículos, tienen responsabilidades, algunos trabajan. Estos chicos pueden hacer lo que se propongan y tienen derecho a que les enseñen a hacerlo. Por eso, hay que normalizar su situación y apartar de una vez los estereotipos”, añaden.

Desde el centro de denuncian las dificultades en el acceso al mundo laboral que se encuentran las personas con discapacidad intelectual. “Sabemos que para todos es difícil, pero para ellos y ellas puede serlo más porque muchas empresas no cumplen las normativas, pero están igual de preparados”, explican.

También suelen salir en grupos de cuatro o cinco con un voluntario o una voluntaria al cine, a la bolera o a jugar al fútbol. “Cuando la gente les ve por la calle no son más que un grupo de amigos divirtiéndose, no tienen por qué saber que son personas con discapacidad”, explica una de las coordinadoras del centro.

Una ‘Ciudad para Todos’ cuenta también con tres pisos tutelados en Gijón, donde viven veinte usuarios. “Son todo pasos adelante, pero para lograr la integración verdadera, para la marginación desaparezca es la sociedad unida la que debe empujar", señalan.


No hay comentarios:

Popular Posts