jueves, 5 de junio de 2008

El hijo agresor de Gijón quería comprar una moto

La negativa de unos padres de Roces a pagarle un ciclomotor al menor desató el último episodio de agresiones que les llevó a llamar a la Policía.

El hijo quería que le compraran una moto pero sus padres se negaron. Esa negativa desató el último episodio de agresión a sus progenitores. Ahí empezó la pelea en la que un adolescente de Roces, de 16 años, agredió a sus padres, que solicitaron la intervención de la Policía Local.

No era la primera vez que pasaba. Los vecinos de ésta familia están acostumbrados a ver escenas violentas en la urbanización de chalés en la Carretera Carbonera. «Las discusiones son frecuentes, son una familia normal y sin problemas, pero no aguantan que el chico esté todo el día en el sofá sin hacer nada y se enfadan con él», relataba un conocido.

El menor está matriculado en el Instituto El Piles pero no acude regularmente a clase, «parece que quiere que se lo den todo hecho», según comentan las vecinas. En los locales hosteleros de Roces también le conocen: «Parece un chico normal para su edad, no viste raro ni nada y sale con sus amigos a andar en bicicleta, pero en ocasiones le dan ataques de violencia y no se controla». La radiografía es la de una familia normal: un matrimonio con dos hijos. Uno de ellos se ha convertido en su principal problema a día de hoy. El padre ya ha pedido excedencia en el trabajo para tratar de encauzar la vida del adolescente.

Hace un año la Policía Local visitó la urbanización de Roces por primera vez. La historia violenta viene de lejos. En aquella ocasión, y según los vecinos, los funcionarios policiales llegaron acompañados de una ambulancia, y es que, cuentan, «el chico estaba amenazando con tirarse por la ventana si los padres no hacían lo que quería. Fue un caso tremendo».

Después de este primer episodio, los padres siguieron aguantando al menor durante un largo y penoso año, pero el lunes las cosas alcanzaron, según relataron portavoces municipales, «un nivel insostenible». Y llamaron de nuevo a la Policía. Los vecinos vieron los coches patrulla de nuevo en la urbanización. «No nos asustamos porque estamos acostumbrados y sabemos los problemas que tienen; el chico a veces rompe cosas y salen objetos por la ventana, pero no da problemas muy sonados, las cosas se quedan en casa», relatan. La familia no está en casa. Ayer sus vecinos comentaban que «después del episodio que tuvieron que vivir el lunes, se han ido a pasar unos días fuera. No los hemos vuelto a ver y es raro. La madre no trabaja y suele estar en la casa al menos durante la tarde», explican.
La Fiscalía de Menores se encuentra en la actualidad analizando el caso de este joven menor de edad. El adolescente tuvo que pasar también por la Comisaría de Gijón del Cuerpo Nacional de Policía, adonde fue trasladado por los agentes de la Policía Local.

En diciembre del pasado año, otro caso que se vivió en La Calzada llamó la atención de la opinión pública gijonesa. Un matrimonio gijonés solicitó al Principado que se hiciera cargo de su hija. No eran capaces de controlar la actitud agresiva que presentaba la menor de 13 años de edad. La adolescente acumulaba denuncias por agresiones y amenazas.

No es la primera vez que se detiene a menores en los últimos meses. En abril fueron detenidos cuatro menores detenidos del centro juvenil de Sograndio por diversos delitos. Dos de ellos habían pegado a un repartidor de comida rápida y otros tres fueron sorprendidos robando un ordenador.

Menores detenidos

En los últimos meses han sido detenidos varios menores. Todos ellos implicados en diversos casos de violencia:

- En diciembre de 2007, el Principado se tuvo que hacer cargo de una menor de 13 años del barrio de La Calzada. Los padres habían pedido ayuda a las instituciones regionales, ya que no podían controlar la agresividad de su hija que acumulaba denuncias por agresiones y amenazas.

- Abril de 2008: Dos menores y un joven huido del centro de Sograndio roban y pegan a un repartidor de comida rápida. Tras pegarle consiguieron quitarle 30 euros.

- Abril de 2008: Otros tres menores huidos del mismo centro son sorprendidos robando un ordenador portátil.

- De todos estos casos se hace cargo la Fiscalía de Menores del Principado de Asturias. El fiscal encargado, Jorge Fernández Caldevilla es el encargado de ver estos casos en los que se produce violencia doméstica y en los que se ven involucrados menores.

No hay comentarios:

Popular Posts