lunes, 16 de junio de 2008

Más barrotes tiene la vida

En la cárcel provincial de Albolote (Granada) se han registrado varios casos de presos que no quieren la libertad, y mucho menos en tiempos de crisis .

Hay una anécdota muy popular en Jaén sobre un mendigo que se llamaba Pepe 'El Largo', que vivió en la capital del Santo Reino en los años del franquismo. Se cuenta que el gobernador civil por aquellos años -un gallego que se llamaba Pardo Gayoso- decidió meter en la cárcel a los mendigos de la ciudad para quitarlos de las calles durante los días que durara una visita de Franco a la ciudad. Temía aquel gobernador gallego que el mendigo estropearan la estética del paseo por el centro de su ilustre paisano, el mandamás de España. Pepe 'El Largo' dormía en la calle y mendigaba para poder comer. Pero en la cárcel se encontró a gusto porque tenía las tres comidas aseguradas y dormía bajo techo. Tan contento estaba con su nueva situación, que una noche en que los presos liaron una gran escandalera, se subió a una silla y muy cabreado gritó:

-¿Callaos joer! ¿Que nos van a echar ¡¡¡

El miedo o rechazo que sentía 'Pepe El Largo' a estar fuera de la cárcel, no es nuevo y parece ser que aumenta cada vez que hay un periodo de crisis en el que la subsistencia de una persona que ha estado en el talego es harto difícil. Los casos, por excepcionales, siempre quedan registrados en la intrahistoria de los penales.

José López, un funcionario de prisiones de la cárcel de Albolote, recuerda que una vez tuvo que esposar a una preso para sacarlo de las instalaciones porque no quería irse. «Yo estaba de jefe de servicio y nos llegó la orden de poner en libertad a un marroquí. No me acuerdo de qué estaba acusado pero debía de ser de un asunto menor porque era un preso preventivo. El caso es que tuve que estar más de una hora convenciéndolo de que tenía que dejar la prisión. Pero no quería. Al final tuvimos que esposarlo y ponerlo en la puerta a la fuerza».
José López afirma que normalmente los presos que no quieren salir son personas «que no tienen nadie afuera y que su vida tiene más sentido dentro de la cárcel que fuera. Aquí llegan a tener amigos, incluso entre los funcionarios. Por eso les aterra estar fuera».
Inadaptados
Naúm Álvarez, director de la prisión de Albolote, dice que lógicamente no es lo corriente el que haya casos de personas que no quieran la libertad, pero que haberlos los hay. Nos cuenta que hace unos días, uno de los presos más popular de la prisión se alegró de que le hubieran echado dos años más por un delito del que ni se acordaba. «Iba a salir y no quería. Por eso se alegró de que le aumentaran la condena. Este caso en concreto es de una persona de unos sesenta años que ha pasado más de media vida en la prisión. No tiene familia y con esa edad el trabajo lo tiene difícil. Por eso piensa que va a estar peor fuera que dentro y que nunca va a adaptarse».

Es ya superconocido el caso del preso Eduardo Tagua, que se hizo mediáticamente famoso al acampar cerca de la cárcel de Albolote porque reivindicaba que le dejaran vivir el resto de su vida en la cárcel. Decía a los muchos medios de comunicación que lo entrevistaban, que había pasado casi 50 años en diferentes presiones y que le repugnaba la calle. «Me siento más seguro dentro que fuera», decía a todos los periodistas que íbamos a entrevistarle. Tagua extendió un colchón y varias mantas cerca de la prisión. Allí pasaba las noches reivindicando «volver al hogar». Su hogar era precisamente la cárcel.

Eduardo Caracuel, ex director de la cárcel granadina y actual educador social en la misma, también recuerda que en su etapa algún que otro preso se resistía a dejar el 'talego', como vulgarmente se le dice a la cárcel. «Fue en 1998 y recuerdo que por entonces estaba de delegado del Gobierno Julián Urbano. Había un preso que se apostó en las inmediaciones de la cárcel cuando lo dejaron en libertad. Había sido condenado por un caso de violencia doméstica. Estuve hablando con él y me confesó que prefería la cárcel antes de tener que volver con su mujer. Le tenía miedo regresar a su casa. El delegado de Gobierno me dijo que había que darle una solución. Estuvo varios días allí a base de bocadillos que le dábamos, hasta que un día se fue», recuerda Caracuel.
Casos infrecuentes
El ex director dice que durante los años en que estuvo como responsable conoció otros casos de delincuentes que cometían algunas fechorías y que esperaban a la policía para ser detenidos porque querían estar en la cárcel. «Por supuesto son casos no frecuentes y de personas que se encuentran muy desubicadas en la sociedad. Una vez conocí a un tipo que cuando salía de la cárcel se dedicaba a romper escaparates para regresar a su vida de presidiario».

Los casos de personas que hacen de la cárcel su 'modus vivendi' llega hasta el extremo de que algunos no quieren desprenderse totalmente de los años que han pasado entre rejas. «Algunos hemos conocido a presos que después de salir iban a interesarse por los compañeros que había dejado. Conocí a uno que siempre estaba por los bares de los alrededores de la antigua prisión. Se llevaba muy bien con los funcionarios y ellos le informaban de los que habían compartido con él la celda», dice Caracuel.

Otro funcionario, que prefiere que no salga su nombre, nos dice que casos de presos que no quieren la libertad siempre los ha habido y que cada uno tiene sus razones, entre la que está el temor al paro. «El que yo conozco es un albañil muy bueno. El otro día me comentaba que le quedan tres meses para salir y que le está temiendo porque tal y como está el sector de la construcción, a él le será casi imposible encontrar trabajo en una obra. Y más cuando se sepa que es un ex presidiario».

Todos las voces consultadas tienen claro que aquellos que hacen de la cárcel su auténtico hogar suelen ser personas de edad que han pasado muchos años entre rejas. «Si un hombre pasa más de la mitad de su vida en la cárcel, no es anormal que llegue a adaptarse a ese modo de vida, sobre todo si son personas que no tienen familia o no conocen otra forma de existencia».

No hay comentarios:

Popular Posts