viernes, 13 de junio de 2008

Más de 2.300 ancianos asturianos sufren malos tratos de sus familiares

La situación de dependencia extrema multiplica las probabilidades de sufrir abusos en el hogar.
Cinco de cada cien cuidadores reconoce haber vejado a la persona a su cargo en alguna ocasión.

El maltrato a las personas mayores en el ámbito familiar continúa siendo en España, y Asturias no es una excepción, un fenómeno casi invisible. Una investigación llevada a cabo por el Centro Reina Sofía, hecha pública ayer, ha puesto ahora cifras a este problema. Algo más de 2.355 asturianos mayores de 65 años, el 1% de este segmento de la población en el Principado, son víctimas de algún tipo de maltrato en el seno de sus propias familias. La cifra es todavía más preocupante para el conjunto de España. En todo el país, cerca de 60.000 personas mayores son maltratadas por sus propias familias, fundamentalmente por sus parejas o por sus hijos.


La investigación realizada por el Centro Reina Sofía es, por las dimensiones de la muestra estudiada, más de 2.400 encuestas en toda España a mayores de 65 años, el primer trabajo a escala nacional que recopila datos globales sobre este tipo de maltrato. El estudio, o casi mejor los estudios, ha analizado este fenómeno desde dos perspectivas diferentes. De un lado, a través de las experiencias de las propias víctimas, las personas mayores. Y de otro, mediante la opinión de sus cuidadores. Los resultados obtenidos en ambas encuestas, aunque van en la misma dirección, no son totalmente equivalentes. La primera conclusión, y quizá la más sorprendente, es que los cuidadores familiares reconocen más abiertamente el maltrato que las propias personas mayores.

No hay comentarios:

Popular Posts