domingo, 22 de junio de 2008

«Niñín, vivir es luchar»

Proyecto Hombre premia en su fiesta a tres jubilados del Centro de Mayores de Luanco .

Con un nudo en la garganta, que en algún momento se deshacía en lagrimones, Mino Álvarez y Luis Servando Peláez recibieron ayer una calurosa ovación de todos los participantes en la fiesta anual que Proyecto Hombre de Asturias organiza en la finca de San Eutiquio, en Castiello.

Los dos jubilados (también se citó a un tercer compañero, Gonzalo «Yayo» Covas), animados sobre todo por algunos de los jóvenes a los que llevan ayudando y acompañando desde hace siete años, recibieron en nombre del centro social de personas mayores de Luanco uno de los reconocimientos públicos que Proyecto Hombre destinó este año para aquellos que se han distinguido por su colaboración constante con la causa. Además de ellos, los otros recayeron en los ex consejeros del Principado, Rafael Sariego (Salud y Servicios Sanitarios) y Laura González (Vivienda y Bienestar Social).

«No merecemos nada de esto porque para eso somos voluntarios; la distinción la teníais que recibir vosotros, por aguantarnos», decían ayer los dos jubilados que, sin embargo, reconocían sentir un enorme orgullo y una emoción que no les cabía en el pecho. Ambos pertenecen al grupo de senderismo del centro social de mayores y, como ayer contaba Servando, un día allá por el año 2001 les hablaron de colaborar con la comunidad terapéutica que Proyecto tiene en Candás. «Primero hacíamos marchas o caminatas con algunos de los chavales y luego ya empezamos a acompañar a algunos al cine, a la playa... y ahí seguimos», recordó.

Lejos de convertirse en una carga, esta actividad «nos ha rejuvenecido. También es importante la satisfacción que provoca porque las alegrías que te dan estos chavales pueden ser inmensas», explicaba Servando. El jubilado, al final, quiso dedicarles a todos los presentes en la fiesta «una frase que ya decía mi abuelo: ¡Niñín, nacimos porque nacimos, el porqué no ha de importar; bástanos saber que vivimos y que vivir es luchar!». Esa lucha, que Proyecto Hombre empezó en Asturias hace 20 años, tiene ya más de un millar de ganadores.

Al centro de mayores de Luanco, a Rafael Sariego y a Laura González, los tres homenajeados, los eclipsó ayer José Ramón Avella. El que fuera presidente de la Asociación de Familias de Proyecto Hombre y de la Fundación en la que está integrada la organización, fallecido el 28 de abril, se llevó el reiterado recuerdo de todas las autoridades presentes y los organizadores. «Era un hombre bueno que nos hizo buenos a los demás», dijo de él José Manuel Flórez, Floro presidente de Proyecto Hombre. También emocionado, por su amistad desde niños, le recordó Rafael Sariego: «todo era fácil para él, porque todo lo basaba en querer a la gente. Nos demostró que cuando se piensa en los demás todo resulta mucho más fácil». El ex consejero, además, negó que el suyo fuera ningún mérito digno un reconocimiento como el de ayer porque «las cosas que hice cuando era un servidor público eran, simplemente, el trabajo que tenía que hacer». Por su parte, Laura González, ex consejera de Vivienda destacó que «la gente como José Ramón es imprescindible en una sociedad cada vez más deshumanizada». También ella acabó volcando en Proyecto Hombre todos los méritos del día: «la hazaña de verdad es sacar a más de mil chavales de un mundo de marginación y silencio, para llevarles a otro mundo mucho más luminoso».

El día también fue propicio para las reflexiones en torno a la realidad de las drogodependencias. Floro señaló que «queda mucho por hacer», entre otras cosas abordar el «preocupante consumo de medicamentos con receta, barbitúricos o ansiolíticos», o poner en marcha de nuevo el centro de Mieres, cerrado por falta de financiación. Pero acabó por proclamar lo que ya es una máxima de la fiesta: «De las drogas se puede salir».

En lo mismo insistió el consejero de Salud, Ramón Quirós: «Queda mucho por conseguir porque hay necesidades nuevas, como pueden ser la atención a las personas con morbilidades, deterioro psíquico, físico, que no pueden vivir solas... pero es importante decir que de las drogas se puede salir con ayuda».

No hay comentarios:

Popular Posts