jueves, 19 de junio de 2008

Una chica sufrió abusos en el mismo centro de acogida de Oviedo donde fue violado un niño

La joven, de 14 años, fue agredida sexualmente por otro menor, de 16, en su habitación.
El adolescente fue condenado a 8 meses de internamiento

El centro de acogida de Oviedo en el que residía el niño de 10 años supuestamente violado por otros siete menores y por el voluntario social que se ocupaba de él registró otra agresión sexual sólo cuatro meses antes. Una adolescente de 14 años fue atacada en junio de 2007 por un joven de 16, también residente en la institución. Las dos agresiones se produjeron dentro del propio centro de acogida, dependiente de la Consejería de Bienestar Social del Principado. Tras salir a la luz el segundo de los casos, el director fue inmediatamente destituido por supuesta negligencia.

La menor se encontraba en su habitación cuando fue agredida sexualmente. Su atacante no llegó a consumar la violación -no hubo penetración-, aunque sí se produjeron tocamientos y otros actos violentos. El joven fue detenido e identificado por la chica y fue juzgado. La juez le impuso ocho meses de internamiento en el centro de Sograndio.

Sólo cuatro meses después, en octubre, salió a la luz el caso del niño de 10 años. La fiscalía acusará a siete menores de abusar sexualmente del pequeño, que también fue supuestamente violado por el voluntario social con el que pasaba buena parte de su tiempo libre. El hombre, D. F., se encuentra actualmente encarcelado en la prisión de Villabona con carácter preventivo, mientras se realiza la instrucción del caso. Entre los efectos encontrados en la casa de D. F. se halló una fotografía del pequeño, desnudo, tumbado de espaldas. Además, hay más niños supuestamente implicados en el caso, aunque con edades inferiores a los 14 años, por lo que no pueden ser acusados penalmente.

Además de estos dos casos, hubo otro más de una posible agresión sexual a otra niña del centro, esta vez fuera de la institución, pero el asunto fue archivado después de que la víctima no reconociera a los jóvenes que habían sido denunciados y detenidos. La menor estaba internada en el mismo centro de acogida ovetense. La fiscalía visitó las instalaciones del centro hace tiempo, por «problemáticas», y detectó diversas irregularidades. Entre ellas, advirtió que en el centro se alojaban menores de un abanico de edad muy amplio -de 4 a 18- en módulos en los que se podía acceder de unos a otros con mucha facilidad, incluso por ventanas desde un patio.

El director del centro, ya ex director, declaró en el Juzgado el pasado 27 de febrero que «nunca sospechó» lo que realmente ocurría con el niño e incluso dentro de la misma institución. Según apuntó, la dirección del colegio al que acude el menor le trasladó la existencia de ciertos «comportamientos sexuales» por parte del niño, que en un primer momento se atribuyeron a «vivencias anteriores». Así, se decidió trabajar con él de forma más exhaustiva. Según el director, en el momento en que se tuvo conocimiento de lo que ocurría, se llevó al niño al pediatra y se interpuso la correspondiente denuncia.

El hombre afirmó ante el juez que mantener el control en la institución «era prácticamente imposible», porque sólo disponía de dos personas para ello. Apostilló que llevaba reclamando personal desde hacía años y que en el momento en que lo cesaron (actualmente hay otra persona al frente) el número de trabajadores «ascendió a seis». Tras detectarse esta serie de casos y las irregularidades alertadas por la fiscalía, se procedió a una reorganización del centro, uno de los que acogía a un mayor número de menores de nacionalidad extranjera.

La fiscalía de menores realizó una inspección al centro y localizó irregularidades, aunque entonces nada hizo sospechar los casos descubiertos.

No hay comentarios:

Popular Posts