domingo, 13 de julio de 2008

Cataluña inicia la escolarización de inmigrantes en centros segregados


Ernest Maragall, conseller d'Educació (en el centro), presenta los Espacios de Bienvenida Educativa. (Foto: Generalitat de Catalunya)
  • El sistema incluye cuatro horas de clases diarias y entrevistas con las familias
  • SOS Racismo acusa al proyecto de la Generalitat de 'discriminatorio y segregador'
Los inmigrantes de 0 a 18 años que lleguen a Cataluña serán escolarizados en centros específicos, en los que recibirán cuatro horas al día de clases, como paso previo a su escolarización con el resto de alumnos. Este proyecto, que iniciará su andadura en septiembre, ha sido tachado por SOS Racismo de "segregador y discriminatorio" y ya fue rechazado, en enero, por la comunidad educativa.

Vic y Reus serán las primeras ciudades en contar con los Espacios de Bienvenida Educativa (EBE) de la Generalitat, cuyo objetivo, según el Govern, es "promover la integración" de los inmigrantes de entre 0 y 18 años y sus familias, para las que el sistema también incluye diez horas de entrevistas personalizadas. Los menores de ocho años serán enviados directamente a una escuela normal, aunque con un informe sobre su situación bajo el brazo.

Los objetivos de la Generalitat son "informar sober el sistema educativo catalán", "promover la integración" o "sensibilizar y fomentar el uso de la lengua catalana", entre otros. Los jóvenes estarán en los Espacios de Bienvenida Educativa hasta que los profesionales del centro consideren que están preparados para estudiar, con el resto de alumnos, en una escuela.


Un proyecto 'innecesario' y 'racista', según SOS Racismo Cataluña

Tal y como ya criticó ante el primer anuncio del Govern sobre el nuevo sistema, en enero, SOS Racismo vuelve a alzar la voz contra unos centros que tacha de "segregadores y discriminatorios", según informa la ONG en un comunidado. Para la organización, la solución a los problemas de integración pasa por reforzar y dotar de más profesionales a las aulas de acogida, el sistema que funciona en la actualidad en Cataluña. Se trata de un refuerzo extraescolar que pretende resolver las posibles carencias de los alumnos recién llegados a la vez que éstos acuden a clase con normalidad.

SOS Racismo critica, además, que se considere escolarización a cuatro horas de clase diarias por la mañana y que no se concrete cuánto tiempo pasarán los alumnos en estos centros hasta pasar a formar parte del sistema educativo convencional.

Otro de los aspectos que ha concretado la Generalitat ante la inminente puesta en marcha del sistema es que cada centro, con capacidad para entre 15 y 20 alumnos, contará con cuatro profesionales: un docente responsable, un educador social, un monitor de tiempo libre y un integrador social. La organización se pregunta "qué especialización tiene este equipo que no se pueda ofrecer desde los servicios normalizados generales para toda la población".

No hay comentarios:

Popular Posts