sábado, 12 de julio de 2008

El Punto de Encuentro Familiar de Oviedo atendió a 134 menores en 2007

El centro coordinó 706 visitas tuteladas y 3.589 intercambios en el local de Foncalada.El ayuntamiento prolonga su colaboración con 15.500 euros.

El Punto de Encuentro Familiar (PEF) de Oviedo atendió el año pasado a 134 menores con padres divorciados o separados, que necesitaban de una mediación para que se cumpliera el régimen de visitas en un lugar neutro. En este caso, el local que la asociación Alternativa para el Menor tiene en la calle Foncalada.

En total, la asociación coordinó 706 visitas tuteladas y 3.589 intercambios durante todo el año y además tiene una media de 80 casos abiertos de menores que necesitan mediación de cualquier tipo. Al respecto, la vicepresidenta, María Riega, indicó que "estamos medianamente satisfechos con el proyecto, ya consolidado en Oviedo" pero indicó que algunos padres han solicitado más servicios, como "más charlas para padres y más mediación" por seguir tratándose, en muchos casos, de familias monoparentales.

El ayuntamiento de Oviedo, a través de la concejala de Servicios Sociales Isabel Pérez-Espinosa, firmó ayer la prórroga del convenio (de 2001) con la asociación y el Consejo General del Poder Judicial, representado por Agustín Azparren. En ese sentido, Pérez-Espinosa explicó que la aportación municipal al proyecto será de 15.500 euros, mientras que Riega indicó que la asociación cuenta con 130.000 euros de presupuesto total, entre las subvenciones municipales, del Principado y del Ministerio de Asuntos Sociales.

La mitad de los casos requieren visitas tuteladas, bien sea porque los menores se oponen a la visita, han perdido el contacto con alguno de los progenitores o éstos se encuentran en una situación de enfermedad o dificultades económicas, o por exigencia del juez. "La asociación trata de flexibilizar el régimen de visitas" para beneficiar al menor. Sobre ese punto, Riega aseguró la neutralidad del servicio con ambos progenitores "pero sí decimos lo que perjudica a los niños".
"NINGUN NIÑO" Riega afirmó que "lo ideal sería que ningún menor tuviese que pasar por un punto de encuentro", pero que el personal de la asociación --actualmente seis personas-- trata de agilizar la intervención para que su paso por el punto de encuentro sea el mínimo posible. Pese a todo, la vicepresidenta de la asociación, indicó que en algunos intercambios "hay dificultades por situaciones y comentarios de los padres contra el otro progenitor". En ese sentido aseguró que "los adultos deben ser responsables de lo que dicen de su separación o divorcio", porque se registran casos "en los que los menores saben más de los procedimientos judiciales que nosotros".

Además, señaló que "todos los adultos deberían velar por los derechos de los niños", sean sus padres "abuelos o tíos". Otro ejemplo es la situación económica en la que quedan las familias: "Los menores no tienen porqué escuchar comentarios económicos". Desde la asociación se aprecian también "conflictos de lealtades" en los menores "al no saber si pueden comentar cosas de un progenitor al otro".

No hay comentarios:

Popular Posts