domingo, 20 de julio de 2008

La bella profesión del educador sociocultural

El verano equivale a vacaciones y las vacaciones suponen empleo para muchos sectores de la sociedad: turismo, hostelería, y educadores socioculturales.

A pesar de que el educador social tienen un amplio abanico de posibilidades de empleo, el verano siempre les trae nuevas oportunidades ligadas a los campamentos y colonias que tienen lugar en todas las provincias españolas, en el campo, la playa, la ciudad…

Pero ¿cual es el trabajo de un educador sociocultural?

La educación sociocultural es un tipo de intervención social, realizada desde estrategias y contenidos educativos, para la promoción del bienestar social y la mejora de la calidad de vida, mediante una serie de mecanismos encaminados a resolver problemas carenciales de colectivos marginados, a prevenir dichos problemas a la población en general, a asegurarle una serie de derechos para una correcta vida comunitaria y, en definitiva, optimizar los procesos de socialización.

Es así que la educación sociocultural no es otra cosa que la educación integral de los individuos en sus distintos contextos sociales haciéndose eco tanto de los espacios educativos formales: escuela, asociaciones, equipamientos socioculturales, como de los no formales: medios de comunicación, pandillas, grupos sociales, redes mediáticas … , atendiendo tanto a los procesos primarios de desarrollo y socialización como a la integración de todos los individuos en estos procesos primarios a través de acciones compensatorias o intervenciones especializadas.

La formación es indispensable y va vinculada a una rama muy amplia, relacionada siempre con la educación: ya bien sean psicopedagogos, educadores sociales, monitores o animadores socioculturales, etc… Pero hay que tener clara una cosa: el educador sociocultural no es ni un educador social ni un monitor sociocultural. El educador sociocultural está a mitad camino de ambas cosas.

El educador sociocultural tiene más peso específico pedagógico que un animador socio cultural sin llegar a cubrir los campos de un diplomado universitario en educación social con altos contenidos técnicos.

El educador sociocultural cumple dos funciones básicas en la educación social:
Una función socializadora que cumple tareas de integración social, creciiento, maduración, adquisición de habilidades sociales y conocimientos, habilidades para la convivencia, la participación y la cooperación,…
Una función compensatoria que cumple, entre otras, tareas de integración social, reeducación, adaptación sociocultural, reinserción, integración ocupacional, integración y diálogo multicultural,…
Es importante tener claras estas funciones antes de decidirnos a formarnos en esta disciplina ya que es muy importante que el educador sociocultural esté concienciado con su trabajo y su función social, imprescindible en este mundo globalizado en el que hay muchos sectores desfavorecidos o abandonados a amplios momentos de ociosidad como pueden ser lo niños, adolescentes o la tercera edad.

El educador sociocultural es un héroe de la sociedad actual. Una persona comprometida que desea dedicar sus cualidades profesionales a mejorar la sociedad en la que vive y la sociedad que se dejará a las futuras generaciones.

Es imprescindible antes de nada, conocer todos los ámbitos de intervención de un educador sociocultural:

Infancia y adolescencia
Educación y formación de adultos
Tercera Edad
Drogodependencias
Disminuidos físicos, psíquicos o sensoriales
Animación Sociocultural y tiempo libre.

Como puede verse, el educador sociocultural abarca un gran abanico de campos diferentes que le hacen ser indispensable en la sociedad en la que vivimos. Un profesional comprometido y con ganas de trabajar para hacer una sociedad más equilibrada y justa.

Con la ley de dependencia y el refuerzo a la economía social, ahora es un buen momento para dedicarse a este empleo, un trabajo que nos completará personal y profesionalmente.

El educador sociocultural tiene junto a otros profesionales una bonita pero dura labor que desarrollar. El verano, por la cantidad de tiempo que vivimos en la calle, es un próspero momento para los educadores socioculturales ya que tienen en sus manos la labor de formar y entretener a distintos sectores de la población.

Fuente : http://blogmasterd.es/index.php/2008/07/10/la-bella-profesion-del-educador-sociocultural/

No hay comentarios:

Popular Posts