viernes, 12 de septiembre de 2008

Proyecto Hombre ve el «botellón» como un acto donde "no todos beben".

La Fundación, para prevenir contra las drogas, insiste en que los padres de adolescentes han de dialogar con sus hijos.
«El "botellón" es un acto social, un lugar de encuentro en el que unos jóvenes se emborrachan, no todos, y se relacionan de igual a igual en un ambiente en el que se sienten libres». Con esta frase, el director de la Fundación Cespa-Proyecto Hombre, Luis Manuel Flórez, intentó explicar al medio centenar de asistentes a la charla sobre el botellón y las drogas entre los menores organizada por IU-BA. Flórez insistió en que no se puede «estigmatizar» al colectivo juvenil por completo porque unos chavales se dediquen a destrozar y a molestar. «Hay que tener muy claro que la libertad de uno finaliza cuando comienza la de otro», aclaró el director de Proyecto Hombre.

Sigue leyendo en

No hay comentarios:

Popular Posts