miércoles, 1 de octubre de 2008

Cincuenta y seis reclusos de Villabona cumplen con el Ramadán.

Durante el último mes, los internos, 18 más que el año pasado, comieron una sola vez al día, en su celda, al caer la noche.

Cincuenta y seis presos de la cárcel de Villabona cumplieron con el Ramadán, el noveno mes del calendario musulmán, que exige ayuno diurno y que finalizó ayer. Durante el día, entre el amanecer y el atardecer, los musulmanes deben abstenerse completamente de ingerir alimentos, beber, fumar y tener relaciones sexuales. El año pasado fueron 38 los reclusos que cumplieron con esta tradición.

El mes se dedica a la contemplación y a la devoción. No todos los internos que solicitaron permiso para cumplir con los preceptos del Corán son originarios de países árabes. Entre ellos, según fuentes de Instituciones Penitenciarias, hay más de un español, y algunos son asturianos.

No hay comentarios:

Popular Posts