lunes, 13 de octubre de 2008

El Principado cierra el centro de día de Mieres

LA VILLA SE QUEDA SIN UNA DE SUS INSTALACIONES PARA MAYORES.
Los usuarios serán trasladados a las instalaciones de Santullano y Turón.

La consejería de Bienestar Social ha cerrado las puertas del centro de día que el Principado mantenía en el casco urbano de Mieres, concretamente en los bajos del edificio que ocupaba el antiguo economato de Hunosa. La razón, según se explicó desde la propia consejería, es que era "algo previsto" porque, sencillamente, la mayor parte de los usuarios del centro tenían problemas de alzheimer o demencia y se acaba de abrir otro en Turón que precisamente está especializado en estas cuestiones, por lo que las personas mayores estarán mejor allí. Lo que supone todo esto es que el concejo de Mieres se queda sin una de las tres instalaciones para atención de personas mayores que poseía.

El resto de los usuarios del centro mierense se irá al nuevo centro de día de Santullano donde, según la concejalía de Bienestar Social de Mieres, "hay sitio de sobra". La idea es que no es necesario que los usuarios estén repartidos por un montón de centros, con la dispersión de servicios consiguiente, pudiendo estar mejor atendidos en uno o dos lugares nada más.

Respecto al traslado de los usuarios, sus familiares ya firmaron un documento hace dos semanas, concretamente el jueves día 2, permitiendo que sus mayores se vayan a los dos nuevos centros. Hay que recordar que el centro había sido objeto de denuncias por familiares de usuarios que se quejaban del estado del mismo.


UN ESPACIO PARA REUTILIZAR No obstante, desde la consejería de Bienestar Social del Principado insistieron en que el traslado no se produce por problemas en el centro de día de Mieres, recordaron que es uno de los mejor valorados por los propios usuarios y sus familiares, concretamente con una nota de 9 sobre 10, y explicaron que el llevar a los usuarios a otros centros se produce, sencillamente, porque se han construido instalaciones más modernas y especializadas donde los mayores recibirán mejor asistencia.

Así, además, se podrá utilizar el espacio que quede en Mieres para labores administrativas o para ampliar el centro social que compartía edificio con el antiguo centro de día. En este sentido, una de las salas que podría mantenerse y añadirse al centro social es el gimnasio.

Por su parte, desde la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Mieres, que preside la socialista Susana Fernández Fueyo, se destacó ayer que "lo único que han dicho al ayuntamiento es que se traslada a las personas que lo utilizaban, unos a las instalaciones de Santullano y otros a las que se acaban de abrir en Turón, estos últimos los que necesitan una atención especial por demencias o alzheimer". Respecto al uso que se dará de ahora adelante al centro, Fernández Fueyo explicó que "en principio, nos han hablado de instalar allí las oficinas del equipo territorial de la ley de dependencia, pero supongo que antes tendrán que hacer alguna reforma para adecuarlo".

No hay comentarios:

Popular Posts