lunes, 27 de octubre de 2008

Mientras en Galicia, las AMPAS piden que se incorporen más educadores sociales a los centros de enseñanza.

Las asociaciones de padres de centros públicos gallegos denuncian la escasez de educadores sociales para niños con necesidades especiales.

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Padres de Centros Públicos de Galicia (Confapa), Virgilio Gantes, denunció ayer una larga lista de «anomalías» que se han detectado este año en los colegios de toda la comunidad autónoma. Encabezando esas críticas citó la ausencia de profesores de inglés para niños de 4 años (cuando el curso anterior sí los tuvieron), así como la escasez de pedagogos terapéuticos y profesores de audición y lenguaje en centros que tienen alumnos con necesidades educativas especiales.

Virgilio Gantes aseguró que estas carencias afectan a numerosos centros educativos de toda Galicia, pero solo pudo ofrecer datos de la provincia coruñesa: solo un 60% de los centros que lo necesitan tienen este tipo de especialistas y cuidadores de apoyo. Así, criticó la escasa presencia de estos últimos para la etapa de 3 a 5 años.

El presidente de Confapa también destacó que en el ámbito rural los colegios no tienen una persona encargada de recibir a los niños de entre 3 y 6 años, y que es necesario incorporar más educadores sociales por el incremento de alumnos hijos de inmigrantes. «La prevención en primaria es fundamental para evitar el fracaso escolar», aseguró Gantes.

No hay comentarios:

Popular Posts