miércoles, 1 de octubre de 2008

Un padre denuncia discriminación para acceder a la hipoterapia.

"Solo tienen plaza asegurada los miembros de la asociación", afirma.

Los padres muestran su discrepancia con los nuevos cambios anunciados por el concejal de Cultura y Deportes, José Suárez Arias-Cachero, sobre la reducción de horas en las clases de hipoterapia --terapias para discapacitados con caballos-- del Asturcón y con el cobro de las mismas. José Luis Crespo es uno de los padres afectados y denuncia también la discriminación que sienten las personas que no pertenecen a la Asociación de Equitación Positiva ya que "los socios tienen la plaza asegurada". Según Crespo, recibieron en su domicilio una carta en la que se anunciaba que este año tendrían que empezar a pagar el servicio. Pero como añadió este padre, "aquí no está el problema. La cuestión es que en la carta no se advertía de la limitación de plazas". Crespo relató como pasó la noche del día 15 haciendo cola junto a una treintena de padres para inscribir a su hijo en la actividad. A pesar de pernoctar, obtuvo el número cinco consiguiendo una hora semanal los domingos. "Según mis cálculos, hay 96 plazas en los talleres, sin embargo, a concurso yo creo que no salieron más de 10", explicó.

Como comentó Crespo, "la cantidad de personas que se han quedado fuera --entorno a 20-- si hiciéramos un esfuerzo también podrían disfrutar del servicio". Aunque como siguió relatando, "siento que han discriminado a mi hijo", ya que según el padre, "la asociación no tiene ánimo de lucro pero sí beneficios indirectos", sentenció.

No hay comentarios:

Popular Posts