martes, 11 de noviembre de 2008

El Materno pide ayuda policial 5 veces en menos de dos meses.

Los educadores exigen que se respete el cupo de plazas de la unidad.

Los educadores de la unidad de primera acogida del Centro Materno Infantil de Oviedo han tenido que solicitar ayuda policial en cinco ocasiones en octubre y noviembre de este año. La Policia Nacional confirmó ayer que ha registrado un incremento de las actuaciones en este centro de menores en los últimos dos meses.

Los agentes de la policía acudieron hasta en tres ocasiones en octubre, dos de ellas el mismo día, y dos más en noviembre, las dos intervenciones el día 6. Las actuaciones están motivadas, generalmente, por peleas entre los menores o por enfrentamientos de los adolescentes con los educadores. La Policía Nacional indicó ayer que sólo cuando los menores cometen una infracción grave se procede a su detección. En la mayoría de las ocasiones, la intervención tiene por objeto calmar los ánimos y culmina con un informe policial a la fiscalía de menores para que actúe en consecuencia.

Los trabajadores del Materno Infantil volvieron a protagonizar ayer una concentración en protesta por la situación del centro. Belén Quiroga, presidenta del comité de empresa, indicó ayer que los representantes de los profesionales llevan tiempo reclamando una reunión con la consejera de Bienestar Social, Teresa Ordiz, que, sin embargo, no termina de concretarse. Los educadores exigen que se respete el cupo de plazas de la unidad y que los menores acogidos no pasen en ella más del tiempo que estipula la legislación.

No hay comentarios:

Popular Posts