sábado, 6 de diciembre de 2008

El fiscal pide soluciones para «unos chicos que no hacen más que esnifar disolvente»

Cinco menores marroquíes atacan y hieren con cuchillos, palos y piedras a dos vigilantes de seguridad del centro de internamiento de Pedro Masaveu.

Dos vigilantes de seguridad que trabajan en el centro materno infantil de la calle Pedro Masaveu resultaron heridos la noche del jueves tras ser atacados por cinco de los internos, de origen marroquí. La gravedad del suceso no es tanto por las heridas, de carácter leve, que sufrieron los dos trabajadores «sino por la violencia empleada en el ataque», según aseguró ayer a LA NUEVA ESPAÑA el fiscal de menores del Tribual Superior de Justicia de Asturias, Jorge Fernández Caldevilla, que calificó el ataque como el incidente más grave de todos los ocurridos en el centro en los últimos meses. La gravedad del suceso llevó al fiscal a pedir soluciones inmediatas. «La entidad pública debería buscar soluciones para unos menores que en todo el día no hacen otra cosa más que esnifar disolvente», dijo Caldevilla. El fiscal asegura que «no hay quien ponga control» a estos menores agresivos y «nadie acaba de tomar una determinación».

El fiscal de menores explicó ayer que se estaba realizando el atestado y las diligencias, pero no descartaba que alguno de los menores implicados fuese trasladado ayer mismo al centro de internamiento de Sograndio, donde se priva de libertad a menores infractores. Fernández Caldevilla aseguró que alguno de los atacantes de la noche del jueves ya había sido denunciado en ocasiones anteriores.

Un testigo presencial relató que cinco menores llegaron al filo de las diez de la noche al materno y comenzaron «una batalla campal» lanzando objetos, papeleras, bolsas de basura y piedras que hirieron en la cabeza a uno de los vigilantes. No contentos con esto, los menores saltaron las verjas del centro y «la emprendieron a palos con los dos vigilantes de seguridad». El fiscal ratificó ayer que los menores portaban piedras, palos y cuchillos. Uno de los vigilantes tuvo que ser trasladado al Hospital Central de Asturias con una brecha en la cabeza y varias contusiones en diferentes partes del cuerpo.

La pelea se prolongó hasta la llegada de la Policía Nacional. Los agentes detuvieron a dos de los menores mientras los otros tres emprendían la huida para regresar al centro después de que la Policía abandonase la zona, según algunos testigos.

No es la primera ocasión en que se producen altercados en el materno infantil, pero nunca los jóvenes habían mostrado la violencia del jueves por la noche. Es lo que dice el fiscal y también alguno de los testigos. «Lo habitual es que se produzcan peleas pero lo de ayer (por el jueves) fue muy gordo», relataban los testigos.

Los trabajadores del centro han denunciado en numerosas ocasiones que los internos no acatan las normas y que los altercados son frecuentes. Los vecinos de Pedro Masaveu también se han quejado de los problemas que los chavales causan en el entorno. Por su parte, los menores se han quejado del trato recibido en el centro.

«Nadie acaba de tomar una determinación con estos menores»

Fiscal de menores de Asturias

No hay comentarios:

Popular Posts