martes, 9 de diciembre de 2008

La fiesta del cordero

Los mulsulmanes que viven en Gijón celebran su fiesta grande pese a que, al ser día festivo, el ingrediente principal se hizo esperar al recurrir al matadero de León.

La fiesta del cordero, el al-id al Kabir , se hizo ayer esperar para los musulmanes que residen en la ciudad. La gran fiesta de los musulmanes coincidió con el día festivo de la Inmaculada y, al estar cerrado el matadero municipal, hubo que traer los corderos desde León. La carnicería Salma Halal, en El Llano, abrió sus puertas pese a ser día festivo con los casi 40 corderos, de unos 15 kilogramos más o menos cada uno, que se trajeron desde León vendidos con antelación.Tardaron en llegar, pero la ocasión merecía la espera porque son imprescindibles en el menú de una festividad con la que culmina el Ramadán, que tenía lugar hace dos meses.

"Una de las cinco bases del Islam es que cada padre de familia tiene que celebrar esta fiesta, en la que el cordero se comparte con los más cercanos y con quienes no pueden permitirsélo", explica el marroquí Nafi Ouassini Sahli, que lleva cuatro años y medio en Gijón. La fiesta en Marruecos, indica, se prolonga durante tres días y, en la mayoría de los casos, son las propias familias las que sacrifican a los corderos en sus domicilios. El id al Kabir comienza a las nueve de la mañana, con el rezo específico de la fiesta, y continúa con el sacrificio de los corderos, que luego se transforman en brochetas o guisos, aderezados también con pasteles especiales para esta festividad, en la que todos los familiares comparten alrededor de la mesa.

Nafi Ousassini Sahli aprovecha esta fecha para felicitar a los familiares que dejó en su Tánger natal, aunque tiene previsto verlos muy pronto, posiblemente el próximo mes de marzo, dentro de una de las actividades que organizará a través de la recién creada Asociación de Amigos de Tánger en Asturias, que se constituía hace seis meses. Su padre, explica, fue quien le animó a crear esta asociación, ya que él también preside la que existe en Tánger. A Sahli, que es licenciado en turismo internacional y diplomado en literatura latina, le sobran las palabras para hablar de su ciudad natal, que ha enamorado a muchos españoles, entre ellos, el expresidente del Gobierno Felipe González, que tiene una residencia en Tánger.

"Queremos dar a conocer esta ciudad, que fue protectorado español y en la que en los años 80 llegaron a vivir unos 7.000 españoles", explica Sahli, que no pasa por alto que Tánger ha embrujado también a muchos escritores o que fue escenario de la mítica Casablanca . Entre manos tiene la edición de un libro con fotografías sobre la ciudad, que presume de su multiculturalidad puesto que estuvo gobernada por cinco países, y asistir en abril a un congreso que se celebrará en Madrid de asociaciones marroquíes, en el que será la única participante con sede en Asturias. También tiene previsto proponer al Ayuntamiento de Gijón un hermanamiento entre ambas ciudades, puesto que "las dos están en el norte del país y sus gentes tienen un carácter similar, amable, y comparten esa multiculturalidad".

No hay comentarios:

Popular Posts