lunes, 12 de enero de 2009

Colchón, mantas y Cola-Cao

El centro Calor y Café de Cáritas Diocesana atiende todas las noches a los «sin techo» de la ciudad de Oviedo.

¿Dónde ir cuando no hay un euro en el bolsillo y los termómetros se precipitan en su descenso por debajo de los cero grados? Esa pregunta es aún más dura cuando se hace de noche y el relente comienza a convertirse en una dura placa de hielo. Una de las respuestas, no la única pero sí una de las mejores, está en la calle Azcárraga, antes la Vega, en el centro Calor y Café que desde hace una década gestiona Cáritas Diocesana.

Monroy, un tipo francés al más puro estilo «Cocodrilo Dundee», pica al timbre al filo de las nueve y media de la noche del pasado viernes. En Oviedo hace frío, mucho frío, y allí tiene un refugio nocturno y una taza de Cola-Cao caliente, «aunque esto se llama Calor y Café no les damos café porque se ponen muy nerviosos», bromea Marisa González, trabajadora de Calor y Café desde el día de la inauguración.



No hay comentarios:

Popular Posts