sábado, 24 de enero de 2009

Educadores denuncian por su dureza al Centro de Miraflores

Bienestar Social afirma que cumple escrupulosamente la legislación vigente.

Privación de libertad, aislamiento o absentismo escolar. Un grupo de educadores asturianos ha denunciado ante el Defensor del Pueblo las condiciones de los menores acogidos en el centro de Miraflores en Noreña, dependiente de la Consejería de Bienestar Social. Los educadores aseguran que este recurso, destinado sobre el papel a la protección de los menores, aplica a los adolescentes un régimen "de contención". Manifiestan en su queja ante la oficina del defensor, en este mismo sentido, que el centro, como otros en otras partes de España, "viola los derechos humanos"

El escrito remitido al Defensor del Pueblo subraya que el centro aplica un "régimen especial" a algunos menores, los aloja en un modulo diferente del resto y les priva del contacto con los demás por un periodo máximo de siete días. Durante este tiempo, según consta en la denuncia, los menores no reciben clases de ningún tipo, las comunicaciones les son restringidas y los adolescentes no pueden dejar el centro sin la compañía de un educador. En algunos casos, además los menores pueden ser separados del grupo en sus habitaciones o en espacios adaptados con material antivandálico hasta un máximo de 24 horas. Durante todo este periodo, salvo excepciones, no hay control judicial.

La queja formulada ante la oficina del defensor señala además que este tipo de centros están regulados por el decreto 48/2003 y añade que, de acuerdo con esta norma, en ningún caso las condiciones de los menores usuarios de las unidades de alojamiento en régimen especial serán más restrictivas y negativas que las de los internados en centros de responsabilidad penal destinados al cumplimiento de medidas privativas de libertad. A juicio de los educadores que han planteado la reclamación, el centro de Miraflores incumple claramente este artículo de la norma. Los educadores señalan que, en algunos casos, las condiciones son incluso más duras que en el centro de responsabilidad penal de Sograndio. El mismo decreto al que se acogen los denunciantes subraya además que en ningún caso los menores quedarán privados de salidas durante un periodo de siete días. Sin embargo, siempre según la versión que ha llegado al Defensor del Pueblo, algunos de los menores sí son recluidos durante una semana.

La Consejería de Bienestar Social se mostró ayer especialmente dolida por las críticas. Bienestar subrayó que el centro de Miraflores tiene la tipificación de "régimen especial" y avanzó que cumple estrictamente la legislación vigente. El centro está destinado, según la Administración, a menores de más de 12 años con comportamientos de riesgo para ellos mismos o para los demás que, por lo tanto, no pueden ser atendidos en los centros de menores convencionales. Bienestar indicó que el centro, de 18 plazas, cuenta con una plantilla de 36 técnicos y 16 educadores y matizó que el ingreso es siempre temporal hasta reconducir las conductas de agresividad que motivaron el acogimiento. La Consejería de Bienestar se mostró absolutamente convencida de que el Defensor del Pueblo no tomará en consideración la queja por carecer de fundamento. La Administración autonómica concluyó, por último, que denuncias como las formuladas ahora dañan innecesariamente la loable labor de los educadores y generan una alarma social absolutamente injustificada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Transcribimos contenido de la queja que estos profesionales han interpuesto en la oficina del Defensor del Pueblo.


HECHOS:

1. Se aplica a algunos menores un RÉGIMEN ESPECIAL, alojándoles en un modulo diferente del resto de menores, separándoles del resto de menores del Centro durante un periodo máximo de 7 (siete) días, siendo normal que lo agoten. Durante estos días no reciben clases de tipo alguno (a algunos menores se les traen los deberes); las comunicaciones están limitadas; no salen del Centro (si de la unidad, pero sin tener relación con el resto de menores). Tras esos días, si todo va bien, pueden salir del Centro pero en compañía de un educador, y posteriormente (a partir de la tercera semana) solos. En algunos casos además pueden ser separados de grupo ("camarillas", art. 13 ) en sus habitaciones o en otra adaptada construida con material antivandálico, hasta un máximo de 24 horas. Por supuesto, salvo excepciones, no hay control JUDICIAL (nos referimos al especial que hay en un centro penal de menores).


2. Este tipo de centros están regulados por el Decreto 48/2003, de 5 de junio, por el que se aprueba el Reglamento sobre normas de régimen interior de centros de alojamiento de menores. En especial el Capitulo 2-Unidades de Régimen Especial.

3. El art. 12, así como la 12.4 dicen que:" 4. En ningún caso las condiciones de los menores usuarios de las unidades de alojamiento de menores de régimen especial serán más restrictivas y negativas que las de los menores internos en centros de responsabilidad penal de menores destinados al cumplimiento de medidas privativas de libertad.", lo que a nuestro juicio, entre otras cosas, se incumple pues en el CIM "Sograndio" de Asturias de responsabilidad penal esta medida no se aplica al ingreso.

4. Además en ningún articulo del Decreto 48 establece que se podrá prohibir las salidas del CIJ "Miraflores" hasta 7 dias. Si dice acompañado, precepto que NO SE CUMPLE.

5.El Régimen Especial en el CIJ "Miraflores" se aplica en los siguientes casos:

- Ingreso. Como proceso de observación en la fase inicial.( de forma diferente a como dice el decreto).

- Sanción ante fugas.

Anónimo dijo...

Decreto 48/2003, de 5 de junio, por el que se aprueba el Reglamento sobre normas de régimen interior de centros de alojamiento de menore

http://constitucion.rediris.es/oapa/codigaut/2003/TCD048-2003.html

Popular Posts