martes, 24 de febrero de 2009

Asturias carece de un modelo de atención a los menores extranjeros

LA PROCURADORA GENERAL DEL PRINCIPADO DA A CONOCER SU INFORME SOBRE EL COLECTIVO.
Felgueroso reclama al Ejecutivo que evite la improvisación en la toma de decisiones.

Asturias carece de un modelo concreto de atención a los menores extranjeros no acompañados que residen en centros de acogida. Así de claro lo dice María Antonia Fernández Felgueroso, procuradora general, en su informe sobre la situación de este colectivo presentado ayer en la Junta General del Principado. La procuradora hace hincapié, a modo de conclusión, en la "ausencia" o "indefinición institucional" del modelo de atención a estos menores. Felgueroso reclama a la Administración autonómica que acometa una "planificación" para corregir las deficiencias registradas. La oficina de la procuradora hizo público ayer su informe tras haber estudiado pormenorizadamente la situación de los menores extranjeros que residen en los centros, entre ellos, la controvertida unidad de primera acogida del Materno Infantil.

El avance de la investigación recomienda a la Consejería de Bienestar Social que acometa una serie de medidas para mejorar la situación de los menores alojados. Reclama primero que establezca un análisis de situación, de las demandas y de las previsiones del fenómeno. Solicita también un estudio de los recursos y medios disponibles y, en su caso, de los que serían necesarios. Y recomienda, sobre todo, la definición de un modelo de intervención con la puesta en marcha de "directrices y criterios de actuación generales y estables" que eviten la "improvisación" en la toma de decisiones. El informe de la procuradora insta también a la Administración del Principado a articular los mecanismos de coordinación entre Bienestar Social, Educación y Salud para lograr una atención integral de los menores. Lo que siguen son las principales recomendaciones de la procuradora.

ACCION PROTECTORA

Reducir las demoras en las distintas fases del proceso

La procuradora recomienda específicamente agilizar las distintas fases del proceso de protección de estos menores. Así, reclama a la Administración que facilite la atención inmediata, acogimiento incluido, de estos adolescentes aunque se tengan dudas sobre su minoría de edad. Solicita también que se cumpla la limitación temporal de 45 días que fija la ley para la estancia de los menores en la unidad de primera acogida. Su extensión, según el informe, convierte de facto a este registro en un centro de alojamiento específico para estos menores lo que, a juicio de la procuradora, carece de "amparo legal" y podría dar lugar a impugnaciones. El trabajo conocido ayer insta a la Administración a asumir la tutela del menores de forma inmediata para evitar que, durante la fase de estudio sobre las circunstancias del afectado, el adolescente quede privado o aminorado en sus derechos. Así pues, la fecha de asunción de la tutela deberá ser la misma en la que la Administración conozca la situación de desamparo. Sobre las posibles repatriaciones, la procuradora es clara y afirma que la oportunidad de retorno sólo deberá ser apreciada cuando existan garantías en el interés superior del menor. Asimismo, el informe solicita a la Administración que documente al menor y tramite su residencia con la mayor agilidad posible y sin esperar a los nueve meses previstos en la ley. Sería aconsejable, dice el informe, la elaboración y entrega a los menores de un documento provisional que les permita realizar las gestiones de la vida diaria. Fernández Felgueroso solicita también, que culminada la estancia del menor en la unidad de primera acogida, la Administración, previa audiencia con el afectado, dicte una resolución expresa y motivada sobre la mejor medida de protección aplicable.

EDUCACION Y SANIDAD

Preparar a los menores para su inserción laboral

El desconocimiento del idioma se convierte para estos menores en un verdadero obstáculo en el ejercicio pleno de sus derechos. Por ello resulta imprescindible, según la procuradora, la adopción de programas específicos de inmersión lingüística. Fernández Felgueroso recomienda acompañar la inmersión lingüísticas de acciones formativas que preparan a los menores para el empleo. La Administración debe garantizar también que los menores sean informados plenamente y en un idioma, que entiendan las pruebas y revisiones médicas que se les practiquen y los posibles tratamientos. El informe de la oficina de la procuradora subraya que el consumo de sustancias tóxicas es residual y solicita una mayor atención por parte del sistema sanitario.

Noticias relacionadas:

No hay comentarios:

Popular Posts