martes, 3 de febrero de 2009

Cruz Roja no podrá volver a su sede de la Pola, que tiene daños irreparables.

El Ayuntamiento busca un local provisional para acoger los servicios.
Cruz Roja se ha quedado sin sede en Pola de Siero. Los daños que se detectaron la semana pasada y que obligaron a desalojar el edificio por motivos de seguridad son irreparables, según los técnicos. La estructura está demasiado dañada como para emprender una reforma y la consecuencia inmediata es que Cruz Roja se queda en la calle.

La concejala de Bienestar Social de Siero, Yoya Álvarez, está tratando de encontrar un local municipal que sirva, al menos, de sede provisional a la asamblea local de Cruz Roja. Hasta ahora se han barajado dependencias como la Casa de Encuentros o los bajos del edificio Peña Careses, pero en ambos casos hay problemas para compatibilizar los horarios con otras actividades municipales. Por otra parte, se está estudiando la posibilidad de que la Cruz Roja ocupe el salón de actos del edificio de oficinas del mercado de ganado, que en este caso sí podría tener horarios compatibles.

En todo caso, se trata de posibles alternativas que están aún sin confirmar.

Tanto el municipio como la organización quieren que no se paralice la actividad de Cruz Roja, que presta un importante servicio a la sociedad. Entre sus actividades están los talleres destinados a los inmigrantes para mejorar su integración, el servicio de teleasistencia de Siero y otros concejos limítrofes, que tiene más de quinientos usuarios, el servicio de ambulancia y otras prestaciones sociales. Actualmente, la organización tiene los enseres en una nave prestada.


No hay comentarios:

Popular Posts