jueves, 5 de febrero de 2009

El ayuntamiento cede a Cruz Roja un nuevo local en Pola de Siero

La organización ocupará un bajo de la estación de autobuses.
El Ayuntamiento de Siero cedió, con carácter definitivo y gratuito, un bajo comercial a la asamblea local de Cruz Roja. La futura sede de la organización se ubicará en el interior de la estación de autobuses de la localidad. El inmueble en el que la organización ejercía sus actividades hasta la pasada semana será derrumbado. No cabe la posibilidad de rehabilitar debido al mal estado del tejado y de la estructura

Los trabajadores y voluntarios se instalarán allí dentro de dos o tres meses porque primero será necesario acondicionar el local, instalar los equipos informáticos y trasladar toda la documentación. Mientras tanto, Aurora Lores, presidenta de la asamblea de Cruz Roja de Pola de Siero, baraja la posibilidad de que "tengamos que alquilar un local para trabajar durante este periodo de traslado y de obras". Del mismo modo, Lores apela a la generosidad de los sierenses y pide "que alguien nos ceda un local en el que podamos desarrollar nuestra actividad durante los próximos dos meses". Lores agradece, además de al ayuntamiento por la colaboración, a todos los voluntarios que ayudaron en el desalojo de la antigua sede, a todos los vecinos "que se volcaron con nosotros".

El local en que el consistorio realojará a la Cruz Roja tiene 154 metros cuadrados, sin barreras arquitectónicas y un aparcamiento público con espacio reservado para ambulancias. Además está ubicado en una zona de fácil acceso y cercana al centro urbano.

La concejala de Bienestar Social, María Aurora Yoya Alvarez, resalta la rapidez con la que se solucionó el problema. "De repente pasamos de una gotera al desalojo integral del inmueble y aún así nos fue posible en una semana encontrar un local para acoger a Cruz Roja". La edil recuerda que la asamblea local de la organización lleva a cabo trabajos fundamentales para el concejo, como el servicio de asistencia domiciliaria o la asistencia de colectivos desfavorecidos. Actualmente Cruz Roja cuenta con medio centenar de voluntarios y con cuatro trabajadores.

La presidenta Aurora Lores señala que "ahora será el momento mirar hacia el futuro, de crear una nueva historia y de volver a ponernos en contacto con todos aquellos que nos necesitan". Lores añade que "nos duele no poder ayudar a nadie en este momento".

No hay comentarios:

Popular Posts