lunes, 9 de febrero de 2009

Villaviciosa elimina el chabolismo tras el realojo de 16 familias

El plan de la población gitana, iniciado en 2002, incide ahora en cuestiones de salud, educación y empleo.

Villaviciosa ha logrado eliminar el chabolismo gracias al plan de intervención de la población gitana, que finalizó el pasado mes de diciembre. No obstante, los Servicios Sociales municipales siguen trabajando con este colectivo. El plan nació en el año 2002 con el objetivo de promover el desarrollo integral de la población gitana del concejo, además de mejorar sus condiciones de vida. La concejala de Servicios Sociales, Ana Carmen Fernández, afirma que este proyecto ha sido «muy positivo porque conseguimos terminar con el chabolismo, como era nuestro principal objetivo».

Dieciséis familias gitanas han conseguido una casa más digna que sus antiguas chabolas, cuyas condiciones eran muy precarias. María Hernández vive con su marido y sus cinco hijos en un módulo de Cazanes desde hace más de un año. «Estoy contenta y mejor que en la chabola porque no teníamos ni agua ni luz». Debían ir a una fuente para cubrir sus necesidades más básicas hasta que les construyeron un depósito próximo a sus casas. Por supuesto, darse una ducha caliente era antes un lujo inimaginable. Todos los miembros de esta familia están en paro. Sus ingresos provienen del salario social que perciben y no corren con los gastos derivados de la vivienda.

Natalia Hernández tiene 22 años y tres hijos (de 3, 6 y 7 años). Es sobrina y, a la vez, nuera de María, ya que se casó con su primo cuando tenía 15 años. Lo que más agradece de la casa es «la ducha, sobre todo por los niños. Antes tenía que bañarlos en un balde, calentando agua en un fuego».

A través del plan de intervención de la población gitana en Villaviciosa, en junio de 2002 se realojaron en viviendas de protección oficial a las primeras cinco familias que, hasta ese momento, tenían una infravivienda, al igual que a los gitanos del poblado de Priesca. En 2005 se les concedieron, por vía de emergencia social, dos viviendas a dos núcleos familiares que residían en Venta de las Ranas. Un año después, recibieron un piso otras dos familias residentes en los poblados de Abéu y Venta de las Ranas, respectivamente. En marzo de 2007 fueron reubicadas las dos últimas familias que quedaban en el poblado chabolista. Ese verano se construyeron los módulos de Cazanes.

Los Servicios Sociales de Villaviciosa trabajan con el colectivo gitano en otras áreas como salud, educación, participación social y formación y empleo. La educadora social, Águeda Peláez, destaca la necesidad de incidir en cuestiones básicas de higiene.

Otro problema de la comunidad gitana es el alto nivel de fracaso escolar. «Están concienciados de la obligación de estudiar hasta los 16 años, no de la necesidad de hacerlo», señala Peláez.


No hay comentarios:

Popular Posts