jueves, 26 de marzo de 2009

'Barra libre' en la venta de alcohol a menores en Asturias.

La Organización de Consumidores alerta de que los jóvenes compran bebidas sin trabas y pide que se recupere la frustrada ley antialcohol de la pasada legislatura.



Asturias es hoy la única comunidad autónoma en la que se permite la venta de alcohol a partir de los 16 años. La única en la que se permite legalmente, porque en el resto la normativa es tan clara como vulnerada. Lo alertaba ayer la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que presentó un estudio realizado en seis ciudades españolas: Barcelona, Bilbao, Granada, Madrid, Valencia y Valladolid. La conclusión, en las seis se expenden bebidas alcohólicas a adolescentes en distintos establecimientos sin apenas trabas. La cerveza corre libremente y también alcoholes de alta graduación como el whisky, aunque en menor medida. La OCU pide ahora «resucitar» la frustrada ley estatal antialcohol de la pasada legislatura.


Los menores que actuaron como 'gancho' para el estudio visitaron a distintas horas, de día o de noche, 123 establecimientos de todo tipo en zonas de marcha juvenil, supermercados, tiendas 24 horas, bazares, tiendas de 'chinos', bares, establecimientos de comida rápida. En ocho de cada 10 locales compraron o les sirvieron cervezas sin problema y sin reclamarles la preceptiva identificación. Los negocios más laxos con la normativa fueron las tiendas 24 horas (el 87 por ciento dispensó la bebida) y los locales de comida rápida (83 por ciento). Los bazares y 'chinos' hicieron lo propio, vender y callar, en un 79 por ciento de los casos. Algo más rigurosos fueron los bares y cafeterías; un 68 por ciento sirvió cerveza a los chavales sin hacer preguntas. Si hablamos de whisky, la palma se la llevan los llamados bazares; el 75 por ciento dispensó el espirituoso al joven. También en seis de cada 10 supermercados, y en 5,7 de las tiendas de conveniencia o 24 horas.


En este panorama general hay matices, no obstante. Madrid es la ciudad donde más dificultades encuentran chicos y chicas para comprar tanto cerveza como whisky. En Granada, en cambio, podría decirse que hay barra libre de cerveza (en un 95% de los casos), lo mismo que en Barcelona y Valencia, con un 93 y 92%, respectivamente. En Bilbao y Valladolid, en 7,4 veces de cada 10 los menores que intentaron adquirir cerveza lo consiguieron. En cuanto al whisky, el ranking de facilidades lo encabeza Valencia (92%), seguida de Barcelona y Granada, ambas por encima del 80. En Bilbao pudo comprar o beber una copa la mitad de los chicos que lo intentaron, mientras que en Valladolid y en Madrid se les hizo más difícil porque les pidieron el carnet o directamente se les denegó.


Por si fuera poco, la mitad de los establecimientos visitados donde se comercia con bebidas alcohólicas carecía del cartel obligatorio que debe informar de la prohibición de venta y dispensación a menores de edad. Un fallo particularmente frecuente en los bazares y 'chinos'; en el 80% no había cartel ni nada parecido. Tampoco se separan las bebidas alcohólicas de los refrescos y bebidas 'sin', como es preceptivo.


La vigilancia es mínima y el celo de los establecimientos francamente mejorable, denuncia la OCU. Sólo 13 de cada cien establecimientos visitados exigieron el DNI.

No hay comentarios:

Popular Posts