domingo, 8 de marzo de 2009

Dorinda García urge la apertura de comedores sociales por la crisis en Gijón.

La senadora del PP afirma que se ha multiplicado la petición de ayudas a Cáritas y a la Cocina Económica

Los efectos de la crisis económica han obligado a Cáritas y a la Cocina Económica a aumentar sus servicios de atención a los necesitados. Es una de las razones por las que Dorinda García, senadora y concejala del Partido Popular (PP), pidió ayer a la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso, la creación de comedores sociales que permitan atender las necesidades básicas de alimentación de los vecinos sin recursos. «No podemos cargar sobre las instituciones todo el peso de la ayuda», manifestó.

Y es que, según los datos de la representante del PP, la extensión de la crisis ha multiplicado, en tan sólo unos meses, las solicitudes de ayuda. Dorinda García subrayó que Cáritas ha visto cómo se multiplicaban, en las últimas semanas, las peticiones de alimentos o recursos para hacer frente a los recibos de la luz y del agua. La Cocina Económica atendió a un total de 93.112 personas en 2007, mientras que esa cifra aumentó hasta las 111.748 a lo largo del último año. «El Ayuntamiento debe, además, aumentar la dotación económica que aprueba para esas dos entidades», resaltó.

Para la parlamentaria popular, el «perfil» de los solicitantes de estas ayudas ha cambiado con la recesión económica: «Han perdido su puesto de trabajo, carecen de medios y acuden a las redes sociales en busca de lo más básico, es decir, de alimentos». Dorinda García señaló que otros ayuntamientos, como el de Móstoles, han tomado, «con una excelente acogida», la decisión de abrir instalaciones para servir las comidas básicas a la población necesitada. «El PSOE no puede quedar al margen y tiene que dar prestaciones a quienes no tienen lo elemental», añadió, para encadenar: «Estamos en una situación en la que muchas familias ya no tienen derecho a las prestaciones por desempleo o al salario social». Según algunos cálculos de los servicios municipales, a finales de este año habrá unos cinco mil gijoneses que percibirán esta ayuda, cuya solicitud se ha incrementado en un 74 por ciento.

Dorinda García defendió que los comedores sociales deben abrirse en distintas zonas de la ciudad: «Lanzamos la propuesta para que se debata, y creemos que es una medida ante la que no caben demoras». Las estadísticas del desempleo correspondientes al último mes recogen que Gijón tiene 21.834 parados, 5.916 más que en febrero del año pasado.


No hay comentarios:

Popular Posts