miércoles, 29 de abril de 2009

Doña Cristina digitaliza Villabona

• La Infanta inaugura en la cárcel un proyecto de la Caixa para enseñar informática a 72 internos de la Unidad Terapéutica

• «Tenéis una gran oportunidad por delante, aprovechadla», pide a los internos

Cercana y sin perder la sonrisa, la Infanta doña Cristina visitó ayer la prisión de Villabona, donde inauguró el proyecto «Cibercaixa Solidaria», puesto en marcha por la Obra Social la Caixa (donde doña Cristina trabaja al frente del área social) con el objetivo de enseñar informática a 72 internos de la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE) de la cárcel asturiana. Sí hubo protocolo durante el acto oficial -la Infanta no pronunció discurso, se sentó entre el público y no atendió a preguntas- y también de cara a los medios de comunicación, convenientemente dirigidos durante el recorrido, pero la formalidad se rompió cuando doña Cristina se encontró con los reclusos. Con ellos se fotografió, conversó, se interesó por su vida dentro de la UTE y les aconsejó: «Tenéis un equipo de profesionales fantástico y una gran oportunidad por delante. Aprovechadla», les dijo.

La Infanta doña Cristina acudió a la cárcel de Villabona como directora del área social de la Fundación la Caixa. Le acompañaron Jaime Lanaspa, director general de la Fundación; Mercedes Gallizo, secretaria general de Instituciones Penitenciarias, que puso una vez más como ejemplo la labor de la UTE; el delegado del Gobierno, Antonio Trevín, y la consejera de Bienestar Social y Vivienda del Principado, Noemí Martín, una de las «presencias habituales» de la UTE, a la que que se refirió como «la experiencia que demuestra lo que se exige a las instituciones penitenciarias».

El proyecto «Cibercaixa» forma parte del programa «Personas mayores» de la Obra Social la Caixa. Así, desde el pasado mes de marzo, diez personas mayores, miembros de la Asociación de Mayores Asturianos Voluntarios de Informática (AMAVI), acuden tres veces por semana a Villabona, donde enseñan nuevas tecnologías a 72 internos. El equipamiento informático se instaló en noviembre; durante enero y febrero se seleccionó y se formó a los voluntarios, y en marzo comenzó el curso. La «cibercaixa» instalada en la prisión cuenta con doce equipos informáticos, impresora, escáner y cañón proyector. Los internos que participan en el proyecto son todos de la UTE-2, en la que sólo hay reclusos varones (la UTE-1 es mixta).

Francesco Salares, 20 años, italiano, es uno de los reclusos que participan en el proyecto. Y fue el encargado de hablar sobre él en el salón de actos de la prisión, repleto hasta la bandera y con la Infanta Cristina en el patio de butacas. Sólo bastó una frase para que todo el público arrancara con un gran aplauso: «Durante esas dos horas -el tiempo que dura cada clase- nos sentimos libres, nos olvidamos de que somos presos». Andrés, de 28 años, es otro de los alumnos. Lleva diez meses en Villabona y con el curso está aprendiendo conceptos básicos del Word «para aprender a hacer un currículum para buscar trabajo cuando salga de aquí», afirma. Para sus profesores sólo tiene buenas palabras: «Nosotros cogemos lo mejor de ellos y ellos lo mejor de nosotros. Nos apoyamos mutuamente».

Manuel Álvarez Alonso, gijonés de 70 años, forma parte del equipo de profesores voluntarios. Aprendió «eso de ordenadores» él solo, dice, con la ayuda de sus hijos. Hay muchos reclusos que parten de cero: «Ayer mismo le dije a uno que fuera al escritorio y se fue hacia el teclado, porque pensó: "Lo que uso para escribir... pues escritorio"».

Tras el acto oficial, y ya sin la avalancha de medios de comunicación que la «persiguió» durante su entrada en Villabona -sólo se permitió continuar a Televisión Española y a la agencia «Efe»-, doña Cristina visitó la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE), coordinada por el educador Faustino Zapico y la trabajadora social Begoña Longoria. Tras un encuentro distendido con los reclusos, la Infanta recorrió parte los talleres que realizan los internos, que le regalaron un bolso de cuero confeccionado por ellos mismos.


No hay comentarios:

Popular Posts