martes, 7 de abril de 2009

Inteligencia emocional para estudiantes

En la tarea de examinar la institución educativa donde matricular a tus hijos, ¿alguna vez te has preguntado cuán ideal sería si recibieran lecciones que los guíen a desarrollar su inteligencia emocional y, con ello, destrezas para dominar sus emociones?

Una finalidad similar es la que motivó a la Fundación Chana y Samuel Levis a traer a la Isla a la reconocida educadora en el campo de las emociones, Dra. Linda Lantieri. Durante su visita la pasada semana, la experta presentó el taller Cómo implementar el aprendizaje social y emocional y mejorar nuestra inteligencia emocional. El mismo formó parte del programa Metamorfosis escolar, un proyecto educativo de la fundación, con el propósito de transformar el ambiente escolar en uno con excelencia académica y de sana convivencia.

Una destreza necesaria

Al explicar qué es inteligencia emocional, Lantieri señala que se refiere a “la capacidad para identificar y manejar las emociones, de manera que no permitamos que las emociones sean las que tomen control de nosotros”. También, hablamos de “aplicar esas destrezas en las relaciones con las demás personas”.

Por otro lado, la educadora menciona que uno de los hallazgos que se encontró a través de varias investigaciones “es que si el grado de inteligencia emocional del joven no es similar al de su habilidad académica, no va a tener éxito en la vida, en su trabajo, en sus relaciones”. Además, hoy día “todos los lugares de empleo demandan en sus empleados que cuenten con destrezas de inteligencia emocional, necesarias en el propósito de tener una buena relación laboral”.

Lantieri, autora de un programa de educación social y emocional implantado en más de 400 escuelas en Estados Unidos, confiesa que investigaciones han encontrado que este tipo de aprendizaje provee una serie de resultados positivos en los estudiantes. Cuando se aplica como una parte regular de su currículo de estudios, éstos presentan “un mejor aprovechamiento académico, son niños que aprenden un mejor manejo de conflictos”.

La también autora del libro Inteligencia emocional infantil y juvenil: Ejercicios para cultivar la fortaleza interior en niños y jóvenes, destaca que uno de los aspectos más complejos de su programa “es que la gente espere cambios de un día para otro”. Por eso advierte que “ lograr este tipo de cambio requiere de tiempo y esfuerzo constante”, además de compromiso y dedicación de parte de los educadores encargados de promover esta visión.

Para concluir, menciona con énfasis que “los padres deberían exigir que se integren estas enseñanzas como una parte regular en el currículo escolar de enseñanza de sus hijos”.

Sobre el programa

La directora ejecutiva de la Fundación Chana y Levis, Mariely Rivera, señaló que la integración del programa ha comenzado a implantarse en la escuela elemental República del Brasil, en Río Piedras. “Creemos en el concepto de prevención”, mencionó Rivera. “Nos fijamos en las estadísticas de violencia escolar y quisimos trabajar en fomentar que esas destrezas emocionales y sociales son tan importantes como las matemáticas o las ciencias”.

Componentes de la inteligencia emocional

1 Autoconciencia Reconocer y comprender las emociones propias.

2 Autocontrol Manejar apropiadamente las emociones, en vez de reaccionar por impulso.

3 Conciencia social Reconocer y saber interpretar las emociones ajenas.

4 Manejo de las relaciones Saber relacionarnos tanto con nuestros seres queridos como con los que no conocemos.




No hay comentarios:

Popular Posts