miércoles, 8 de abril de 2009

Los gitanos se reivindican

El colectivo pide al Principado que reconozca su identidad como en otras comunidades autónomas.


El vocal del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, Mario Gabarri, solicitó ayer al Principado que reconozca institucionalmente la identidad del colectivo como ya han hecho otras comunidades autónomas, como Cataluña. Una reivindicación que hizo pública en la fiesta celebrada en el Ateneo de La Calzada con motivo del «Día mundial» de este colectivo.

Gabarri insistió en que su deseo es lograr la plena integración en la sociedad. Para reforzar esta idea la presidenta de la Asociación Gitana de Gijón, Adela Gabarri, argumentó que cuenta con «grandes amigas payas», tratando de ejemplificar así las buenas relaciones entre uno y otro colectivo.

La fiesta transcurrió entre las actuaciones de los más pequeños, experiencias vitales de los gitanos de Gijón y un recuerdo especial a sus ancestros en cuya memoria entonaron el himno gitano al canto de «¡Gelem, gelem!», obra de Jarko Jovanovic, inspirada en los gitanos que fueron recluidos en campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial.

El objetivo de la jornada celebrada ayer en La Calzada no era otro que reivindicar la cultura gitana y ofrecer una imagen diferente que no les vincule exclusivamente al folclore. Por ello, los asistentes a la fiesta insistieron en la importancia de los avances registrados desde la llegada de la democracia y por los derechos obtenidos desde entonces para la población gitana.

Al capítulo de reivindicaciones siguió el de alabanzas a las autoridades, en este caso, el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, destacando especialmente la «sensibilidad» del Ejecutivo socialista para con el pueblo gitano que se escenificó recientemente con la creación del Consejo Estatal del Pueblo Gitano y del Instituto de Cultura Gitano.

Mario Gabarri explicó que el pueblo gitano evoluciona al mismo ritmo que la sociedad que le rodea y aseguró que en Asturias existen problemas para salir adelante. Con todo, valoró las ayudas institucionales, aunque considera fundamental el reconocimiento oficial de la identidad como para que el respeto se desarrolle desde otros paradigmas. Y al grito de «¡Viva el pueblo gitano!», la reunión concluyó con una animada comida de confraternización.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Un día para el orgullo


No hay comentarios:

Popular Posts