miércoles, 10 de junio de 2009

Un marroquí permanece ingresado en Villabona pese a que una sentencia afirma que es menor

El fallo, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, está fechado hace un mes

El joven será juzgado el lunes que viene como adulto por un delito de lesiones

Un marroquí permanece ingresado en la prisión de Villabona desde el pasado 12 de enero, a pesar de que una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo -Sección Segunda- del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) afirma que es menor de edad. El joven, que según el tribunal madrileño tiene 17 años y cumplirá 18 el próximo 28 de julio, se encuentra en prisión preventiva por orden de un Juzgado gijonés por un supuesto delito de lesiones. Actualmente está internado en la unidad terapéutica y educativa (UTE) del centro penitenciario asturiano. La sentencia es firme.

Hasta aquí la cuestión es clara: siendo menor de edad, no puede estar bajo ninguna circunstancia en una prisión (destinada únicamente a adultos) ni, por supuesto, ser juzgado por la jurisdicción ordinaria, sino que debería serlo por la de Menores. Ahora bien, la pregunta es: ¿por qué el joven permanece en Villabona si la sentencia del TSJM está fechada a 7 de mayo pasado y fue notificada hace al menos una semana? El fiscal coordinador de Menores, Jorge Fernández Caldevilla, explica que es al Juzgado gijonés que decretó su ingreso en prisión preventiva al que corresponde tomar la determinación de excarcelarlo. El fiscal sostiene que no tiene constancia de la existencia de esa sentencia aunque, en todo caso, el papel protagonista en este asunto corresponde al Juzgado del que depende (el de Gijón).

Por otro lado, la sentencia pertenece a la jurisdicción contencioso administrativa y fue dictada en el marco de un proceso de expulsión de España del marroquí, y no necesariamente debe ser válida por la jurisdicción penal, al menos sin entrar en análisis y valoraciones. Según apunta la abogada Ana Taboada, de SOS Racismo, por unas cuestiones o por otras, la conclusión es que el joven, que según la sentencia del TSJM es «indudablemente» menor de edad, se encuentra en una cárcel de adultos, y ya fue expulsado de España en dos ocasiones como si se tratara de un mayor de edad, siendo internado en un centro de extranjeros en Valencia. El día 15 está señalado un juicio contra él en el Juzgado de lo Penal número 2 de Gijón, en el que se sentará en el banquillo de los acusados como adulto.



No hay comentarios:

Popular Posts