jueves, 9 de julio de 2009

Vecinos de Los Pilares denuncian la presencia de jóvenes que esnifan disolvente en el parque

Bienestar Social asegura que se trata de un solo chico, mayor de edad, y con amigos en el centro de acogida


Un grupo de niños juega en los columpios del barrio a las diez de la mañana mientras jóvenes, sentados en un banco, esnifan disolvente. Es la imagen que denunciaron ayer a este periódico vecinos de Los Pilares, que vinculan esta actividad al centro de acogida de menores de Los Pilares. Sin embargo, fuentes de la Consejería de Bienestar Social consultadas ayer por este periódico aseguran que la persona que esnifa disolvente en el parque es mayor de edad, que no tiene acceso al centro, aunque alguno de sus internos mantiene amistad con este chico y sale al parque a saludarle.

La estampa de ayer, sobre todo por la hora, dejó sobrecogidos a los vecinos del barrio que aseguran que «no es la primera vez» que sucede algo parecido y que ya han formulado quejas al respecto a las autoridades competentes. Por su parte, la Consejería de Bienestar Social sostiene que la dirección del centro de menores de Los Pilares no ha recibido «ninguna queja» en relación con este asunto ni con los menores tutelados que se alojan en el centro.

Las mismas fuentes de la Consejería de Bienestar Social explicaron que les consta, desde hace tiempo, la presencia en las inmediaciones del centro de «un chico mayor de edad que tiene un problema grave de consumo de disolvente, porque tiene mucha relación con la gente del Campillín» y que esta misma persona «mantiene relación con los menores del centro, aunque tiene prohibida la entrada y nunca ha accedido a Los Pilares». Asimismo, las mismas fuentes aseguraron que desde el centro de acogida de menores «ya se le ha llamado la atención para que no consuma cerca del centro de Los Pilares», advertencia que, por lo visto, no ha sido tenida en cuenta.

Por otra parte, fuentes del Ayuntamiento de Oviedo han explicado que «de manera informal» se han mantenido conversaciones con la Consejería de Bienestar Social encaminadas a mantener una reunión para tratar «problemas» relativos a la presencia de menores de los centros de acogida en las calles de la ciudad, según pudo saber ayer este periódico por fuentes municipales. El asunto no está relacionado estrictamente con los menores de Los Pilares, según explicaron las mismas fuentes.

Mientras, los vecinos de la zona, han reclamado «a quien corresponda» un mayor control y vigilancia en las calles «porque lo que no es normal es que un chaval esté esnifando disolvente en el parque donde juegan los críos a plena luz del día».


«El consumo entre menores de los centros es un problema real»


El fiscal de menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Jorge Caldevilla, exigió hace unos meses soluciones a «la entidad pública, para unos menores que en todo el día no hacen otra cosa más que esnifar disolvente». También aseguró que «no hay quien ponga control» a estos menores agresivos y «nadie acaba de tomar una determinación», en relación a una serie de agresiones registradas en otro centro de acogida de menores de la ciudad, el Pedro Masaveu.

Aunque en la denuncia vecinal de Los Pilares no está claro que sean menores del centro los que esnifan disolvente en el parque, la Consejería de Bienestar Social sí admite que «el consumo de disolvente entre menores de los centros es un problema real». Las mismas fuentes de Bienestar Social explicaron que «cuando se detecta el problema se intenta atajar, se trata y se empieza a trabajar de forma especial con estos chicos».

Asimismo, Bienestar Social considera que se trata de «un tema delicado».

No hay comentarios:

Popular Posts