lunes, 28 de septiembre de 2009

El Principado habilitará plazas de empleo público para personas con discapacidad mental


Migoya negocia con sindicatos y colectivos el decreto que regulará la iniciativa, que se aprobará antes de fin de año



El Principado aprobará antes de que acabe este año un decreto para facilitar el acceso de personas con discapacidad intelectual a puestos de empleo en la Administración regional. «Con el decreto queremos dar una oportunidad a las personas con discapacidad intelectual, que sin duda pueden desempeñar un trabajo en nuestra Administración», anunció ayer Ana Rosa Migoya, consejera de Administraciones Públicas, durante su intervención en Arriondas en la clausura de unas jornadas sobre discapacidad celebradas por las Juventudes Socialistas. Las jornadas contaron con actividades durante todo el fin de semana en Parres y Cangas de Onís.

El decreto es «pionero y poco frecuente» en otras comunidades autónomas, tal y como explicó Migoya. La iniciativa está actualmente en un proceso muy avanzado de negociación con los sindicatos y los colectivos relacionados con la discapacidad mental, dijo. Su materialización «tiene el apoyo unánime de los sectores con los que estamos dándole forma», destacó la Consejera, al tiempo que explicó que sacar adelante tal proyecto no será tarea fácil, pero «el empeño y los esfuerzos están asegurados, porque debemos trabajar por la integración y dar las mismas oportunidades a todos nuestros ciudadanos». El procedimiento de acceso a las plazas se adaptará a la situación de estas personas, subrayó la Consejera.

A esta iniciativa también se podrán sumar en un futuro los ayuntamientos asturianos. «Si una Administración local quiere acogerse a este decreto podrá hacerlo», puntualizó Migoya, mientras que recordó que el Principado «debe ser un espejo en el que se pueda mirar la empresa privada. No podemos exigirles que den oportunidades a las personas con alguna discapacidad si nosotros no somos el ejemplo a seguir», concluyó la parlamentaria.

El anuncio de Migoya fue un soplo de aire fresco para los miembros de Juventudes Socialistas presentes en el cierre de las jornadas. Durante tres días hubo intenso debate, conferencias y multitud de actividades con el fin de animar a la gente a ponerse en el lugar de los ciudadanos que se enfrentan en su día a día con una discapacidad y ante un mundo plagado de barreras arquitectónicas que les impiden moverse con libertad.

«Aún hay mucho por hacer, aunque se han logrado grandes avances y este tipo de jornadas son un ejemplo del compromiso social necesario para la integración», destacó Guillermo Martínez, director general del Instituto Asturiano de la Juventud.

.

No hay comentarios:

Popular Posts