miércoles, 19 de diciembre de 2012

Juegos cooperativos para educadores



Juegos cooperativos para educadores

De la teoría a la práctica

PVP: € 24,95
Precio 5% descuento: € 23,70

Autores: Guillermo Martín Martín y Sandra Peno Otero
Páginas: 384
ISBN: 9788493852740
Año de edición: 2012 

Juegos cooperativos para educadores: de la teoría a la práctica proporciona a los profesionales  implicados en los diferentes ámbitos de la intervención social (centros de acogida, campamentos, colegios, institutos, ludotecas, centros juveniles, centros culturales, centros de día, escuelas infantiles, polideportivos, etc.) herramientas teóricas y prácticas que les permitan ajustarse a las características y necesidades de los diferentes grupos  y colectivos con los que desarrollan su labor.


jueves, 13 de diciembre de 2012

VIII Merienda Socioeducativa de APESPA

VIII MERIENDA SOCIOEDUCATIVA DE APESPA





"ACERCAMIENTO DEL COACHING EJECUTIVO Y LA EDUCACIÓN SOCIAL".


El martes 18 de Diciembre, a las 19h, en el local Malayerba Nuncamuere de Oviedo (C/ Alfonso III El Magno) , la Asociación Profesional de Educadores Sociales del Principado de Asturias (APESPA) organiza una charla sobre las posibilidades que tiene el Coaching aplicado a la intervención socioeducativa dentro de su ciclo de charlas, "Meriendas socioeducativas". En esta ocasión contarán con la presencia de Jorge Palacio, presidente de AECOP-EMMC-Asturias (Asociación de Coaching Ejecutivo,Organizativo y Mentoring de Asturias).


Las “Meriendas Socioeducativas”tienen como finalidad dar a conocer el trabajo que se realiza desde la Educación Social en la atención a la ciudadanía en sus diferentes campos de intervención y compartir experiencias entre los/las profesionales y estudiantes del título universitario de Educación Social.

No es necesaria inscripción y la asistencia es gratuita.

Para más información, pueden ponerse en contacto con APESPA a través del correo: apespa@gmail.com o en su página de Facebook




miércoles, 5 de diciembre de 2012

El CGCEES se ha adherido al Manifiesto para una política de Envejecimiento Activo de la Fundación Pilares



Manifiesto para una política de ENVEJECIMIENTO ACTIVO

Para hacer efectivo el paradigma del Envejecimiento Activo propugnado por la OMS, aprobado por Naciones Unidas y destacado por la Unión Europea, que designó 2012 como “Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional”, se precisa:

Que avancemos en la construcción de una sociedad para todas las edades en la que todas las personas tengan oportunidades para ejercer sus derechos y deberes. Clasificar a las personas por su edad crea
dependencia, aislamiento y, en la práctica, convierte a las personas mayores en ciudadanas de segunda categoría.

Que la sociedad comprenda que el proceso de envejecimiento forma parte del ciclo vital, por lo que es crucial planificar a tiempo la etapa de la jubilación y prevenir las causas que producen enfermedad o dependencia.

Que la apuesta por la autonomía en el desarrollo de sus propios planes de vida, esencial entre las inquietudes de las personas mayores, esté presente en la oferta de servicios tanto de atención como de
participación social. Servicios que deben ser integrales, personalizados y planificados con su participación efectiva.

Que desde los poderes públicos se defienda la igualdad de oportunidades para que el máximo número de personas mayores tengan un papel activo en la sociedad y las mismas posibilidades que las otras con
independencia de su edad y etapa de la vida en la que se encuentren.

Que todos asumamos que sentirse parte de la comunidad quiere decir que somos copartícipes de su devenir y debemos sentirnos reconocidos como miembros activos de la misma. Es la ciudadanía, y no la edad u otras condiciones, la referencia fundamental. Por tanto, cumplir una edad determinada no puede ser argumento para separar, marginar o segregar.

Que las políticas y medidas para personas mayores han de dirigirse a desarrollar sus potencialidades, estimulando la participación, la iniciativa personal, el aprendizaje y el compromiso social.

Que ha de priorizarse en las agendas políticas el desarrollo y mantenimiento de sólidos sistemas de protección social porque la seguridad frente a los riesgos es un determinante esencial del envejecimiento activo y es imprescindible para el bienestar.

En consonancia con todo lo anterior, proponemos y pedimos que las líneas de actuación de las Administraciones públicas, organizaciones sociales y el conjunto de la sociedad se dirijan a:

1. Defender un nuevo concepto de jubilación voluntaria y flexible, en la que pueda compatibilizarse pensión y salario.

2. Promover la formación a lo largo de toda la vida.

3. Favorecer la participación activa y el compromiso social de las personas mayores y su integración en espacios y propuestas intergeneracionales, sin olvidar a las personas con discapacidad.

4. Promover que los “Centros sociales de personas mayores” sean espacios abiertos a la comunidad y que todos, sea cual sea su edad, participen en las organizaciones culturales y sociales del entorno y en sus programas y actividades, generando ámbitos para la cooperación, la solidaridad y el compromiso.

5. Hacer posible que las personas que requieren apoyos por su situación de dependencia (tengan la edad que tengan) puedan seguir viviendo en su casa, mediante apoyos y servicios que, como derecho subjetivo, garanticen la atención y los servicios profesionales que precisen, de manera integral y personalizada.

6. Garantizar el derecho subjetivo al acceso, cuando se precise, a una residencia u otro tipo de alojamiento donde se reciba atención permanente de calidad y en los que se respeten los deseos de cada persona para evitar rupturas con el estilo de vida anterior, favoreciendo su autonomía y participación.

7. Apostar con claridad en las políticas de vivienda y urbanismo por el diseño de “viviendas para toda la vida y ciudades accesibles y amigables” en un entorno sostenible, eliminando las barreras que impiden la
convivencia intergeneracional.

8. Invertir en prevención y trabajar proactivamente por reducir los riesgos que provocan enfermedad y dependencia evitables, actuando sobre las causas que provocan el deterioro de la salud, como el mejor instrumento para mejorar la calidad de vida durante la vejez.

9. Desarrollar políticas integrales que articulen los servicios sociales con los sanitarios y con las políticas de vivienda, urbanismo, transporte, cultura, acceso a las TIC, accesibilidad universal etc., porque todas estas áreas tienen que ver con la garantía de la autonomía personal, la igualdad de oportunidades y la inclusión social.

10. Comprometerse a que las prioridades en el ajuste del gasto se realicen salvaguardando los derechos fundamentales (en especial, la dignidad y la autonomía en la toma de decisiones) y los derechos sociales adquiridos en nuestro país en pensiones, sanidad, atención a la dependencia y servicios sociales, compensándose cuanto antes los recortes producidos.

11. En el marco del derecho a la salud, garantizar el derecho a la rehabilitación en la discapacidad sobrevenida, con independencia de que se haya alcanzado una determinada edad.

12. Tener presente, en el desarrollo de las políticas orientadas al envejecimiento, a las personas con discapacidad.














MANIFIESTO DEL CGCEES: "NI EDUCACIÓN SEGREGADA, NI EDUCACIÓN MIXTA: QUEREMOS COEDUCACIÓN"



ANTE LA PRÓXIMA REFORMA EDUCATIVA PLANTEADA POR EL GOBIERNO DEL ESTADO, EL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS OFICIALES DE EDUCADORAS Y EDUCADORES SOCIALES HACE PÚBLICO EL PRESENTE MANIFIESTO.

NI EDUCACIÓN SEGREGADA, NI EDUCACIÓN MIXTA: QUEREMOS COEDUCACIÓN

La polémica sobre la financiación con dinero público de centros que practican la educación segregada por sexos, reabrió el debate en torno al modelo educativo que queremos como sociedad. Estamos ante una cuestión en la que se entrecruzan los intereses comunes y las particulares visiones de las familias, ancladas en la supuesta "libertad" para escoger la educación que quieren para sus hijas e hijos.

Por un lado, nos situamos ante centros privados que obtienen una financiación generosa por parte de las administraciones públicas; en este punto habría que cuestionar el hecho de que dinero que podría ser invertido en mejorar el servicio público de enseñanza acabe subvencionando centros privados de carácter religioso.

Por otra parte, si nos dejamos de eufemismos, estos centros privados no practican una educación diferenciada, sino más bien, sexista. Si tenemos en cuenta la legislación vigente se hará difícil encontrar una justificación para la práctica segregacionista.

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, establece en el artículo 23 que el sistema educativo debe incluir entre sus fines el respeto a los derechos y libertades fundamentales, en general, y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

De igual forma, el sistema educativo debe trabajar en pro de la eliminación de los obstáculos que pongan freno a la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. ¿La igualdad entre los sexos se logra por medio de la separación y currículos diferenciados? Semeja bastante improbable. Además, en el artículo 24 de la misma Ley se insta a las administraciones educativas a evitar los estereotipos sexistas que puedan ahondar la desigualdad entre mujeres y hombres. La separación que se propone desde estos centros privados está enraizada en perjuicios sobre de las capacidades de niñas y niños. Ya se sabe, ellas son más trabajadoras...

Entre los argumentos para mantener este modelo educativo encontramos una cuestionable mejoría en el rendimiento académico por parte de las chicas y de los chicos; y también se alude a que el modelo mixto actual no funciona a la vista de los resultados de los informes PISA. La primera afirmación esconde un intento de continuar perpetuando un modelo dual con expectativas diferenciadas y con desigual valor para unas y otros. Sin duda, el modelo de enseñanza actual resulta mejorable, pero esta mejoría no pasa por la separación sino -entre otros factores- por incorporar la perspectiva de género en la formación del profesorado, para que les permita dar una respuesta co-educativa a las diferencias que existen no sólo entre los sexos, sino en general entre las personas. Hablamos de una capacitación para trabajar con la diversidad y a su favor.

Un profesorado más sensible y consciente de las desigualdades de género supone una buena herramienta para garantizar la igualdad de oportunidades entre niñas y niños. Sin embargo, a pesar del cual, indican ciertos discursos, en la actualidad, el modelo mixto de enseñanza no ha logrado este objetivo. Grave error fue pensar que por mezclar niñas y niños en la misma aula la coeducación ya era una realidad, mas esto supone quedarnos en la superficie.

La verdadera coeducación pasa por articular un sistema educativo donde no existan perjuicios ni estereotipos de género que perpetúen las desigualdades, ni entre el profesorado, ni entre el alumnado y tampoco en los materiales didácticos.

Aún queda mucho camino pero la igualdad efectiva no se consigue con la segregación sino con un sistema educativo que no tenga miedo al feminismo. Este sistema, el de todas y todos, tiene que ser público y de calidad. Por eso cuestionamos no sólo la financiación de centros privados segregacionistas con dinero público, sino su propia existencia. Y defendemos los principios de la Educación Social como garantes de una sociedad más justa e igualitaria.

Diciembre de 2012

Popular Posts